enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Festival de Cine y Video Documental
El tejido de las huellas colectivas

Rosario fue sede del 14° Festival Nacional de Cine y Video Documental, organizado por el Movimiento de Documentalistas de Buenos Aires, el Bodegón Casa de Pocho, Ate Rosario, la Biblio Pocho Lepratti, la Asamblea del 19 y 20 de diciembre y numerosas organizaciones sociales de la ciudad. El Club El Federal, La Toma, Barrio Moreno y El Cairo fueron algunos de los lugares donde se proyectaron documentales de los más diversos. Todos, con una impronta social y política que ahonda en un profundo aporte testimonial del género documental. El objetivo es movilizar, resume Miguel Mirra, uno de sus fundadores. Conversamos con él.

Nació con la fuerza de quienes buscan movilizar-se. Así, el Festival de Cine y Video Documental surge como iniciativa de un grupo de documentalistas dispuestos a contar historias y dejar huellas de todos y entre todos. Huellas colectivas que hablan desde un lugar vital: la mirada propia.

En este 2012, la 14° edición se llevó a cabo en Rosario y contó con el apoyo y la organización de decenas de movimientos sociales que protagonizan esas historias, tantas veces visibilizadas en documentales hechos a puro pulmón.

Miguel Mirra, documentalista con un gran compromiso social, es uno de los artífices de esta gesta colectiva y en diálogo con enREDando reseña sus comienzos. “En el 95 comenzamos a juntarnos en la escuela de Cine de Avellaneda, en el gran Buenos Aires. Intentábamos ver de organizar alguna actividad extracurricular para intentar movilizar a los estudiantes. Hicimos un encuentro de documentales en el año 96 que fue un éxito. Y en el 97 decidimos organizar el Primer festival Nacional de Cine y Video Documental y participaron más de 100 documentales de todo el país; muy importantes como Mala Junta de Aliverti, Cazadores de Utopías, etc. Y de ahí decidimos realizarlo, primero cada dos años y luego, todo los años”.

El contexto daba cuenta de una década infame para el país, años de resistencia a las más crueles medidas neoliberales: la menemista. “Comienzos de la resistencia social al neoliberalismo. De ahí surge el festival. A partir del 2001, con la explosión del movimiento popular, ya como Movimiento de Documentalistas crecimos exponencialmente”, explica Mirra.

El Movimiento de Documentalistas, desde sus comienzos, apostó a la autonomía. Por ello, los encuentros y festivales son realizados con la colaboración de sus integrantes, sin el apoyo de instituciones, gobierno o empresas. “El objetivo del movimiento fue mantenerse independiente y autogestivo”, apunta Miguel Mirra, casi como un lema.

La diversidad en la temática de los documentales que participan, es una de sus principales virtudes. “El Festival no tiene condicionamientos ni estéticos ni temáticos”. El único condicionamiento es ideológico, dice Mirra: “siempre estamos del lado de los que reciben los azotes”.

Con esta impronta y desde este lugar, el Movimiento de Documentalistas creció y se fortaleció como un movimiento internacional. “Comenzamos a conocer y compartir las experiencias de realizadores de otros países del mundo, tan oprimidos y explotados como el nuestro”, afirman.

Así, se realizó en el 2002 el Primer Festival Internacional del Documental Tres Continentes, en Buenos Aires. Estar siempre del lado de los más castigados, en el país y en el exterior, es un punto en el horizonte que orienta la brújula de este nutrido grupo de documentalistas. “El Movimiento de Documentalistas es soberanamente solidario con los trabajadores explotados y los pueblos oprimidos del mundo que luchan por su liberación”.

El objetivo de los documentalistas es movilizar. “Se moviliza el grupo, la gente que participa desde adentro, y con la intención de movilizar al espectador. Eso es fundamental. En cuanto a la elección, el posicionamiento ideológico está dado en los temas que uno elije. Pero el objetivo es movilizar.”, sentencia Miguel Mirra, quien viajó desde Buenos Aires a Rosario para presentar el 14 Festival de Cine y Video Documental.

Director de otros documentales como Tierra de Mujeres, De Artistas y Locos, Adolfo Perez Esquivel. Otro Mundo es posible, Los ojos cerrados de América Latina, Mirra le pone su mirada y la ternura más descarnada a esas producciones que hablan a través de tantas voces. Esta edición del Festival fue un ejemplo de ello. La diversidad en los temas reflejada en las experiencias más recónditas, en el trabajo de hormiga de organizaciones sociales, en las historias cotidianas de vida que son ejemplo de luchas y resistencias, dá cuenta del amplio abanico de apuestas colectivas que actualmente recorren el documentalismo en Argentina.

En esta edición, se proyectaron documentales con un comprometido enfoque social. La masacre de Barrio Moreno, por ejemplo, es contada a través del documental producido por la Cooperativa La Brújula. A diez años del diciembre trágico se proyectó el documental Lino Rojo, elaborado por el grupo ArtexLibertad. El Colectivo Audiovisual Mansa Ballena mostró su producción de 15 minutos sobre el encuentro de Mujeres de Paraná, abordando temas como el aborto, la autodeterminación y la solidaridad de género. "Lunas Cautivas" fue otro de los documentales que reflejó en su abordaje la importancia de los talleres de poesía en las cárceles, esta vez, en la cárcel de mujeres Ezeiza. En las actividades paralelas que tuvieron lugar en otros escenarios de la ciudad, como el barrio Moreno, el club El Federal, La Toma y Ate, se proyectó la película de Lucrecia Mastrángelo "Sexo, dignidad y muerte", una vital producción audiovisual sobre la vida y la muerte de la militante trabajadora sexual Sandra Cabrera.

A su vez, el festival contó con una muestra internacional, con documentales centrados en Europa del Este, Turquía y Rusia, América Latina, Cuba, África y Medio Oriente. "Fronteras de miedos y sueños" de Mai Masri narra la historia de un grupo de adolescentes en campos de refugiados palestinos en el Líbano en busca de su identidad. "Las tres islas" de Mónica Discépola habla de Cuba y sus islas interiores, una adentro de otra. El cierre del festival contó con un documental valiosísimo: Hombre bebiendo luz, de Jorge Falcone (ver recuadro).

Desde la visión de Miguel Mirra, hay una apuesta “más reflexiva” en los temas que se abordan. “Hay un rescate de experiencias de diferente tipo, hay una decantación y los materiales hoy tienen más elaboración y más vuelo”.

La misión de un documentalista: “movilizarse primero alrededor de la realidad que lo conmueve. Y luego, movilizarse para hacerlo y tratar de que el espectador movilice sus ideas, y en lo posible su cuerpo. Que lo comprometa”. Así se despide Mirra, hablando de este viejo oficio de contar historias de otros y dejar, en esas narraciones, huellas colectivas, tejidos humanos capaces de multiplicarse.



"Hombre bebiendo Luz", un documental de Jorge Falcone sobre el pensador Rodolfo Kusch. Se proyectó en la ceremonia de cierre del Festival
Un necesario y merecido rescate

Entre los documentales que se proyectaron, estuvo "Hombre bebiendo luz" de Jorge Falcone. "Es un documental sobre Rodlofo Kusch, un pensador americanista argentino olvidado, que plantea que el pensamiento filosófico debe originarse en el lugar donde se aplica y es un documental imprescindible para las nuevas generaciones. Kusch prefiguraba otra forma de pensar la realidad y creo que es muy importante para los movimientos sociales poder rescatarlo", refiere Miguel Mirra.El documental pone en valor el pensamiento de Rodolfo Kusch, basado en la reconstrucción dramática de su artículo "Cuando se viaja desde Abrapampa" y el repaso de sus principales núcleos de reflexión de su texto "América  Profunda". Murió en Buenos Aires el 30 de septiembre de 1979. "Kusch tuvo la lucidez de comprender que un pensamiento americano no podía gestarse a partir de las filosofías europeas, sino a partir del pensamiento popular", escribe, como homenaje, Jorge Rulli.

Aquí se puede consultar la lista completa de los documentales que participaron de este Festival
Aquí se pueden consultar los documentales premiados


Notas relacionadas:

Publicado el: 20/05/2012


Categorías:
Movimientos Sociales / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.