enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Hernán López Echagüe, invitado por ATE Rosario
En busca de un nuevo periodismo

El reconocido periodista y escritor Hernán López Echagüe estuvo en Rosario coordinando las jornadas “Los medios de comunicación y la construcción de la realidad”, donde se reflexionó sobre la labor de los periodistas y de los medios. En el encuentro se debatió ampliamente sobre el mito de la objetividad, la responsabilidad del periodista, la importancia de un lenguaje franco y certero, la relación del periodista con el poder político, los medios y sus intereses políticos y económicos, entre otros temas. Allí estuvo enREDando y te acerca algunas consideraciones.

En los tiempos actuales, donde el periodismo ha tomado un papel fundamental en el debate público y en la escena mediática, es necesario abrir un espacio de debate para poder reflexionar sobre los pasos por los que se mueven los comunicadores, quienes modelan las agendas informativas diarias e influyen sobre la percepción de la realidad.

El reconocido periodista, investigador y escritor Hernán López Echagüe, el 27 y 28 de abril estuvo en la sede de ATE Rosario, coordinando un interesante debate sobre diversos puntos que nos llevan a pensar hacia qué rumbo va el periodismo actual. El itinerario de la noticia; El mito de la objetividad; La responsabilidad del periodista; La importancia del lenguaje franco y certero; Las fuentes y la relación del periodista con el poder político; Los medios de comunicación y sus intereses políticos y económicos, son algunos de los temas que abrieron paso a las reflexiones.

Hernán comenzó contando algunas anécdotas personales, de sus comienzos como periodista, desde las razones de su exilio hasta su cercanía actual con el país y sus ganas, siempre presentes, de volver. De esta forma además intentaba remarcar la idea de que todos tenemos una mirada particular, y que los periodistas, principalmente, deben afinar la misma y tratar de cultivarla para luego poder expresarla en letras.

El primer eje de discusión fue “De dónde nace la noticia”, poniendo especial énfasis en recordar que la misma nace cuando el propio periodista pone su ojo sobre un tema, más allá de quienes trabajan en medios que persiguen la primicia.

“En la tarea periodística, no somos seres asépticos, todos tenemos nuestra historia y nuestra ideología, cuando vamos a encarar una noticia siempre influyen estos factores”.

“La responsabilidad que tienen los periodistas es muy grande. Peor que la censura, es la mentira”, explicó, ejemplificando la actitud de los trabajadores y la propia toma de conciencia de lo que se hace y de lo que se informa.

Otros debates se dieron en referencia a la actual situación de dualidad entre los medios opositores o los medios oficialistas. Para el periodista, ninguno de los dos casos es bueno: “Siempre hay una salida, que no sea ir a escribir a medios que no quiero y tener que escribir noticias mentirosas”, explicaba. “El periodista no debe ponerse en esa dualidad entre la mentira y la vista gorda relegarse porque es un trabajo, plantearlo desde el lado de la necesidad: tengo hijos y una familia. Eso es una mentira. Siempre hay una salida”.

Sobre el armado de la noticia en sí, dedicó gran espacio de tiempo y anécdotas. “Cuando la noticia llega a un diario, o a una tapa, ya pasó por un tridente de subjetividad, las del periodista, las del editor, las del jefe de sección”, explica.

“Es una falacia pensar que hay un Magnetto atrás del tipo que está escribiendo diciéndole lo que tiene que poner. Se sabe que es el propio periodista quien pone su carga de subjetividad en la noticia. Y aparte se suma la subjetividad del jefe de redacción”. “Este tema es muy difícil de equilibrar en una sala de redacción”.

En la actualidad, existen dos tipos de medios, uno son los medios privados, con intereses económicos muy fuertes, y otros, los medios públicos o medios en propiedad del Estado. Ambos tienen un posicionamiento ideológico desde el cual priorizan y seleccionan la información, así como también, el tratamiento de la noticia “Si querés hacer un golpe de Estado no contrates la guerrilla sino tomá un diario y cambia a sus directores”, agregó el periodista de Tierramemoria, recordando a algunos autores.

¿Y el porqué?
López Echague también puso en discusión la formación actual en las facultades de periodismo y hasta de los propios títulos. “En las facultades de periodismo enseñan las cinco preguntas fundamentales para armar una noticia, las 5 W. Lo que no se preguntan es el porqué. Si vos no hurgas, no buscas el porqué de la noticia, todas las preguntas que hiciste antes, no tuvieron sentido”.

A su vez hizo referencia al tema de la influencia y la fama, sobre todo en la forma en que se vende la idea de “ser alguien famoso dentro del periodismo” y la idealización de mucha gente cuando estudia periodismo. “Cuando en un curso de periodismo hay un grupo de más de 20 personas, seguramente cerca de 10 estudiaban eso porque querían ser famosas. Muchos piensan que si uno es famoso va a influir más”.

Cuestionó, además, este nuevo estilo de periodismo de no ir a las fuentes y de realizar las tareas de sentado, detrás de un escritorio y con teléfono en mano. “El periodista debe ir a hacer las entrevistas personalmente porque muchas veces es un ínfimo detalle el que te abre paso a una escritura diferente, a que tu nota sea distinta a la que todos los medios bajan de las agencias de noticias”. Además, “el periodista tiene que tener la capacidad de escribir de tal forma de que el lector saque sus propias conclusiones, y no poner sus apreciaciones deliberadamente y antes de lo presupuesto”.

“¿Cómo vas a escribir sobre algo que no viste?. Tenés que salir, salir de atrás del escritorio. Ya ha cambiado mucho el tema del contacto físico, no hacer notas por teléfono, porque ese contacto con el entrevistado es clave para lo que uno va a escribir. El tema de la adjetivación. Algunos dicen que el adjetivo es la arruga del lenguaje”.

En otro tramo del encuentro, Echagüe se refirió a las estructuras de las noticias: “Cuando el profesor te dice no hablar en primera persona. Qué es eso, eso no existe, siempre soy yo parado frente a este hecho. Cómo no voy a hablar en primera persona si es mi visión de acuerdo a ese hecho sucedido”.

Luego hizo hincapié en la importancia de que las escrituras lleguen a todo tipo de lectores, “porque sino eso siempre queda en un mismo circulo. A mí me interesa q esto lo lea la señora de Barrio Norte. Por ejemplo esto sobre como saquean los recursos naturales. Si uno quiere hacer algo que llegue a la gente debe hacerlo de otra manera. La clave es la utilización del lenguaje. No usar términos tan pertinentes, que pueden chocar con el lector apenas agarra el comunicado o la nota en sí. Siempre hay un grupo de gente que está como indecisa, y a esas personas hay que llegar”.

“Siempre hay que pensar en cómo transmitimos el mensaje. Muchas veces hay que ponerse en el lugar del lector. Pensar "yo soy el lector y quiero leer esto, de esta forma". Falta la capacidad de un buen razonamiento”.

Medios alternativos
En medio del debate surgió el tema de los medios alternativos y este concepto que muchas veces usamos pero que, desde su punto de vista es erróneo. “La comunicación nunca es alternativa, los medios ponen esta etiqueta porque los demás son alternativos a ellos. Que tengan más o menos recursos no quieren decir que sean alternativos. Tal vez ellos califican la información como alternativa porque no entra en su agenda diaria”.

“Ningún periodista es indiferente ante los hechos, si es indiferente su lugar está en un manicomio y no en la redacción de ningún medio”, dijo.

El periodista y sus fuentes
La responsabilidad de cómo se reconstruye la vida de un país y el papel fundamental que cumplen las hemerotecas. “El periodismo no es otra cosa que el reflejo actual de la historia en toda su plenitud”.

Las relaciones con las fuentes nunca son buenas en el sentido de cuando un periodista se hace amigo de un político y esa es su única fuente confiable. Eso no puede ser objetivo de ninguna manera, porque después si aparece algo en contra de esa fuente-amigo el periodista no lo va a denunciar. “Hay periodistas, y sobre todo en lo que es periodismo político, que son lame botas del poder”, resalta Hernán. “Es muy difícil poner un límite en la relación con las fuentes. Hay como una especie de acuerdo tácito”. Y continúa: “es una búsqueda de información constante. Uno no puede quedarse sólo con lo que le dijo una fuente. Debe ir a buscar más”.

En ese momento recordó la anécdota de la muerte de Darío Santillán. “Me acuerdo cuando fue lo de Puente Pueyrredón. Yo estaba en contacto con estos grupos de piqueteros, y con Darío y Máxi porque yo venía con el tema de Zanón. Me acuerdo que ese día, la agrupación que comandaba esa marcha que cortó el puente había redactado un petitorio con no más de 7 puntos. En ninguno de los diarios posteriores a los hechos estaba publicado el petitorio, lo que esos grupos querían”, explicaba.

“Y ahí está esto de los periodistas de preguntarse el porqué. Según los diarios, ese día, esos grupos estaban en la calle no se sabe para qué. Y lo que sucedió los días después fue otra muestra de esto. En todos los diarios repetían la versión de que había sido un tiroteo entre piqueteros, hasta que aparecieron las fotos que involucraban a la policía”, agregó.

Y finalizó: “Pero nadie hizo nada tan básico como levantar un teléfono y llamar al teléfono de Darío, que como él era quien siempre hablaba con la prensa, lo tenían todos. Yo llamé y ahí me enteré de la verdad de los hechos y de que los muertos indefectiblemente eran ellos: Darío y Máxi”.



Sobre López Echagüe

Es periodista, investigador y escritor. Publicó artículos en diversos medios de la Argentina y del exterior. Fue redactor de las revistas Humor y El Periodista, del diario Página/12, y corresponsal del periódico O Globo de Río de Janeiro.

Entre sus libros se destacan las novelas La resaca (Beatriz Viterbo, 1994) y Como viejos lobos (Planeta, 2001), y varios trabajos de investigación periodística: El enigma del general (Sudamericana, 1991), Gajes del oficio (Sudamericana, 1993), El Otro (Planeta, 1996; reeditada por Norma en 2002), La frontera (Planeta, 1997), Postales Menemistas (Perfil, 1998), Palito, detrás de la máscara (Sudamericana,1998), El hombre que ríe (Sudamericana, 2000), La política está en otra parte (Norma, 2002), Tierramemoria (Norma, 2004), Crónica del Ocaso (Norma, 2007) y El Regreso del Otro (Planeta, 2010).

Además, escribió guiones para los programas de televisión Los argentinos y Edición Plus. En 1994 obtuvo el premio León Felipe por la libertad de expresión y el segundo premio en el concurso Ortega y Gasset de Periodismo que anualmente organiza el diario El País de España.
 

Publicado el: 21/05/2012

Por Estefanía Giménez.
Categorías:
Redes y Nuevas Tecnologías / Noticia

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.