enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Semana de la memoria nicoleña
Hacia la Justicia, la Verdad y la Memoria

Compartimos esta excelente crónica acerca de lo que fue el inicio de la Semana de la Memoria nicoleña, en el marco del primer juicio por delitos de Lesa Humanidad en San Nicolás. Entre otras causas, se está juzgando a los culpables de aquellos hechos y se espera que antes de fin de año la sentencia sea una realidad. Durante los años anteriores, cuando la impunidad de los genocidas comenzó a derrumbarse, el trabajo de un grupo de militantes incansables forjó la paciencia que permitió llegar a este presente con la esperanza intacta.

El desembarco

La alegría con la fuerza se alimenta
Y no hay muros ni rejas que la frenen
Hay quienes desembarcan ardiendo con un grito
Sin barcos y sin armas por la vida.
(“El Desembarco” – León Gieco)

19 de noviembre de 1976. El espanto. Un grupo de bestias armadas de las fuerzas conjuntas se agolpa rodeando la casa de Juan B. Justo 676. En su interior comparten sus días una joven pareja entrerriana con sus hijos, Omar Amestoy y María del Carmen Fettolini, junto a Ana María Granada y su bebé de pocos meses, Manuel. Los días en la clandestinidad pasaban en la calma chicha del macrocentro nicoleño. Hasta esa madrugada.

De nada sirvieron los gritos, de nada sirvieron las súplicas. Los niños, María Eugenia y Fernandito, se ahogaban en el baño a causa de los gases lacrimógenos. Sus padres, caían acribillados por el odio. Ana María había alcanzado a cubrir a su hijito entre frazadas, como en un abrazo, antes de dar su último aliento. El espanto olía a polvora. El silencio lo cubrió todo.

Manuel, ese pequeño sobreviviente, sería el primer bebé con custodia policial y pasaría varios meses en el Hospital San Felipe, entre las curiosas miradas de las enfermeras. Luego de una dudosa adopción, Manuel viviría 19 años siendo Claudio. Hasta que la verdad golpeó su puerta y pudo comenzar a construir su historia y su identidad. Volver a ser Manuel. Con todo lo que eso implica. 19 de noviembre de 2012. El abrazo. El Centro Vasco se va llenando de fotos, de banderas y de miradas que se reconocen. Están los seis habitantes de calle Juan B. Justo 676 nuevamente juntos. Llega Manuel, encuentra a los Amestoy, los que continuaron la historia, y muchos compañeros más que hicieron de su historia carne propia y bandera de lucha.

El último 19N conviviendo con la impunidad. En medio del desarrollo del Primer Juicio Oral por delitos de Lesa Humanidad cometidos en San Nicolás de los Arroyos en la última dictadura cívico militar. Manuel recorre el espacio y se reconoce entre las imágenes que lo cuentan.

De recuerdos y de luchas

“Hay alguien que bendiga esta hermosa comunión
de los que pensamos parecido.
Somos los menos, nunca fuimos los primeros.
No matamos ni morimos por ganar.
Mas bien estamos vivos por andar.”

Se respiraba un aire especial, era la octava vez que se encontraban por el mismo motivo. Pero en esta oportunidad fue con el incentivo que implica el nacimiento de ese fruto que fueron sembrando con tanto trabajo durante mucho tiempo. La semilla se plantó con un encuentro, y sus raíces fueron fortaleciéndose.

El 19 de noviembre se cumplieron 36 años de la Masacre de la calle Juan B. Justo, uno de los hechos más macabros que la dictadura cívico - militar dejó en San Nicolás. En aquel hecho, a manos de las Fuerzas Conjuntas, fue asesinado el matrimonio de Omar Amestoy y María del Carmen Fettolini, junto a sus dos hijos, Fernando de tres años y María Eugenia Amestoy de cinco. También se encontró entre las víctimas Ana María Granada, madre del único sobreviviente, Manuel Gonçalves Granada, que en aquel entonces sólo tenía cinco meses.

Aquel aire especial se debió a que una nueva Semana de la Memoria para los nicoleños se inició en el marco del primer juicio por delitos de Lesa Humanidad en San Nicolás. Entre otras causas, se está juzgando a los culpables de aquellos hechos y se espera que antes de fin de año la sentencia sea una realidad. Durante los años anteriores, cuando la impunidad de los genocidas comenzó a derrumbarse, el trabajo de un grupo de militantes incansables forjó la paciencia que permitió llegar a este presente con la esperanza intacta.

La Semana de la Memoria para los nicoleños comenzó en el Centro Vasco de la ciudad, ubicado en calle Belgrano 139, con una interesante grilla de actividades organizadas por la Asociación Civil María Adela Gard en la Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás.

Hace calor. Nos agolpamos en el espacio del salón del Centro Vasco. Entonamos el himno. Nos reconocemos.

El Cholo Budassi, referente de los Derechos Humanos de San Nicolás nos da la bienvenida: “Acá estamos, después de 36 años de lucha, después de todo lo que ocurrió aquella noche del 19 de noviembre de 1976. También con lo que ocurrió con los compañeros desaparecidos en el año '77 en los barrios Don Bosco, Trípoli y Santa Rosa. En estos momentos, desde el 3 de julio se está llevando adelante el primer juicio oral por delitos de Lesa Humanidad cometidos en San Nicolás. Parece imposible estar en este punto, poder haber llegado, casi estamos en la instancia de la sentencia. Quizas para diciembre tengamos la primer sentencia en la cual esperemos sea condenado el que en aquel entonces era el Teniente Coronel Saint Amant, el Jefe del Área Militar 132, el dueño de la vida y la muerte de muchos de nosotros. Es un hecho histórico. Para nosotros es un orgullo haber acompañado a los familiares a lo largo de todos estos años, desde aquel octubre de 2004. Cada 19 de noviembre insistiendo con estos hechos que ocurrieron. Creíamos que ya lo íbamos a celebrar, que ya iba a estar la sentencia. Pero bueno, ahi estamos...”.

El juicio se ha ido demorando, los tiempos judiciales no son los mismos de los que aguardan la sentencia. Pero esta es un hecho y se acerca a pasos firmes. Hacia la Justicia, la Verdad y la Memoria.

Con la cultura como herramienta

“La ignorancia a veces puede con un pueblo
y ganan tiranos y verdugos
Creemos que la historia se hizo en un minuto
Y todo lo vivido, un mal sueño.”

En esta Semana de la Memoria para los nicoleños, muchas de sus actividades giran en torno al arte. El primer día se inauguró la muestra plástica de ex alumnos de la Escuela Nacional de Bellas Artes Manuel Belgrano de la ciudad de Buenos Aires, que fueron detenidos y desaparecidos en la dictadura. “Son las obras que manifiestan su sensibilidad, su capacidad de expresar en colores y formas su arte y su militancia”, señaló Sara Cisternas, otra de las integrantes de la Mesa de la Memoria.

Entre las obras expuestas, se encuentran las de la artista desaparecida Celia López Alonso, vasca y nicoleña por adopción. El arte, la militancia y la memoria siempre estuvieron de la mano, con el fin de plasmar la mirada crítica de los artistas que quedarán inmortalizados en sus obras. “Recordarlos es construir su memoria, es recordar y entender un pasado reciente cuyas huellas y marcas aún están vigentes entre nosotros”, expresó Cisternas.

Por otro lado, también fue inaugurada la muestra fotográfica “Memorias de Luz”, realizada por los estudiantes de la Tecnicatura en Fotografía de la Escuela de Arte 501 de San Nicolás. Las fotografías, que ya están iniciando su propio camino, expresan el trabajo realizado en el marco del juicio que se está llevando a cabo. “La fotografía también es memoria, y la memoria la construimos entre todos. Los jóvenes nos traen la esperanza de que las generaciones venideras continuarán con la lucha”, declaró Sara Cisternas en relación al trabajo realizado por los estudiantes.

Además, dentro del marco de la Semana de la Memoria Nicoleña, se llevará a cabo la presentación de tres obras de “Teatro por la Memoria”, y la proyección del documental “Un fotógrafo en el infierno”, haciendo un paralelismo entre la vida de Francisco Boiz y la experiencia de Victor Basterra en la ESMA. Murales y recitales, completan un grilla de artistas comprometidos cpn la multiplicación de la memoria.

En esta expresión se ve cómo la cultura nicoleña, más allá de los grandes escenarios, es una de las herramientas más imprescindibles e infalibles en la construcción de una ciudad más comprometida.

En estos hechos se refleja el legado dejado por los que alguna vez soñaron por una ciudad y un país más justo. Reconstruir el trabajo que hoy en día se hace en pos de su memoria, es reavivar el fuego que alguna vez aquellos que ya no están encendieron, y las manos ensangrentadas de los líderes de la dictadura quisieron apagar. Y no pudieron.

El último 19 de noviembre conviviendo con la impunidad


“Esperando una piel nueva de este sol
No pretendemos ver el cambio.
Sólo haber dejado algo
sobre el camino andado que pasó.”

Manuel Gonçalves Granada siempre está, y siempre se dispone a pronunciar sus palabras. Recordó cómo la Mesa de la Memoria por la Justicia de San Nicolás se reunió por primera vez el 19 de noviembre del 2004. Trajo a su memoria también el aporte que Néstor Kirchner hizo cuando las leyes del perdón fueron desterradas para siempre, y cuando por primera vez hablaron de este juicio que hoy en día ya está por concluir. “Los juicios van a llegar”, recuerda Manuel que fueron las palabras del por entonces Presidente de la Nación.

“Seguramente este será el último 19 de noviembre conviviendo con la impunidad de los genocidas, pero me parece que después de haber pasado tantos años, lo que nos quedará a futuro será sostenerlo”, afirmó Manuel demostrando que además de la lucha por su pasado, también tiene en cuenta el futuro que involucra al país en su totalidad.

Finalmente, concluyó haciendo referencia sobre los demás hechos cometidos en San Nicolás durante la dictadura, y que aún se espera que sean juzgados. “Este primer juicio debería ser el que pueda abrir la puerta para que cada uno de los responsables de la dictadura en San Nicolás pague por eso y para que cada una de las víctimas podamos ver la justicia”.

De esta manera comenzó la Semana de la Memoria para los nicoleños, con la fuerza de siempre y con el optimismo de concluir el año con la sentencia dictada. Una semana para creer en un futuro mejor, construido en base al pasado, porque como afirmó Manuel: “Lo mejor de San Nicolás es que hace un ejercicio de la memoria sobre su propia historia”.




Foto: Maximiliano Ortiz
 

Publicado el: 20/11/2012

Por María Virginia Bertetti y Martín Stoianovich .
Categorías:
Derechos Humanos / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
    21 Nov 2012 10:32   Anahí
Gracias
 
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.