enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Payasos x la identidad
Que la búsqueda sea con alegría

Payasos x la identidad es un colectivo de actores y actrices de la ciudad formado por dos grupos de teatro: Compañía teatral 3x3 y Compañía de Teatro y Circo Pato Mojado que decidieron juntarse a comienzo de año para realizar una obra de clown que aporte a la búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo. 400 nietos apropiados durante la última dictadura militar todavía resta encontrar. En el ciclo Teatro x la identidad, los payasos presentaron "Cenizas quedan siempre", un espectáculo de clown que aborda desde el humor, una historia dolorosa y una lucha que necesariamente debe ser "encarada con alegría". Desde este lugar, los payasos buscan multiplicar la búsqueda, llevando el teatro y el circo a todos los lugares donde sea posible. Con ellos, estuvo enREDando.

Una escena irrumpe para generar la risa. ¿Cómo abordar desde el humor una historia llena de dolor? El teatro y el arte político generan otros modos de acercarse a aquello que, aún cargado de ese dolor, es necesario transitar y denunciar. La apropiación de bebés durante la última dictadura cívico militar es un delito de lesa humanidad que no solo debe ser juzgado en el recinto de los tribunales sino que también merece una profunda condena social.

Todavía faltan encontrar 400 jóvenes a los que le robaron su identidad entre 1976 y 1980. Pueden estar acá, allá, en cualquier parte. Multiplicar esta búsqueda es un desafío, una lucha, un camino a recorrer, que está siendo recorrido. Desde diferentes espacios, maneras, lugares, el mensaje es el mismo: encontrar a los nietos robados por los genocidas del terrorismo de Estado. Recuperar la identidad. Reencontrarse con esa historia llena de dolor pero también de esperanza y vida.

Es vital cuando el abrazo de una abuela, de un hermano o de cualquier familiar se funde en ese encuentro ansiado. Basta escuchar el testimonio de los 107 nietos recuperados por las inmensas Abuelas de Plaza de Mayo para entender la dimensión de lo que significa el Derecho a la Identidad. Una lucha que nos deja sin palabras, sin recursos para describirla. Solo la mirada de esas abuelas y de esos nietos nos acercan a la sensación de encontrarse con lo que uno/una es. Su nombre, fotos de los padres, su sangre. La historia que dá vueltas y gira como torbellinos de rompecabezas. El llanto y sí, la risa que libera.

Teatro x la Identidad nos acerca a esas historias que son nuestras. De los jóvenes, de los militantes, de los pibitos, de lo que somos, de lo que aún desconocemos sobre nosotros mismos. En este 2012, una obra de teatro, de las tantas que se han presentado bajo este ciclo, nos despierta una sonrisa. Y también unas cuantas lágrimas sobre el final.

Es una historia de payasos que cuenta, de manera simple, el robo de un bebé apropiado por un represor, cuya mamá dá a luz en cautiverio. Payasos que hablan sin palabras, pero con una intensa gestualidad que nos permite adentrarnos en esa historia, reir a carcajadas, divertinos y condenar al mismo tiempo.

Payasos x la identidad es el colectivo formado por dos grupos de teatro de la ciudad, Compañía 3x3 y Compañìa de Teatro y Circo Pato Mojado, que trabajan minuciosamente para hacer posible “Cenizas quedan siempre”, una obra de clown de Héctor Presa, que habla de las tantas identidades que nos atraviesan y que además, apela a multiplicar la búsqueda de las Abuelas de Plaza de Mayo.

Así, el humor se transforma en un arma poética cargada de sentido, al igual que la risa provocada a partir del compromiso social de cuatro actores y un músico que decidieron, desde su oficio teatral, sumarse a la lucha de las Abuelas. Así nace y se presenta “Cenizas quedan siempre”. “Encontramos esta obra que es una estructura que no tiene texto sino acciones y que va describiendo escenas. Empezamos a darle forma y a poner nuestras opiniones. La obra original tenía armas y nos pareció que en vez de utilizar pistolas podíamos usar armas de payasos: una cachiporra, un arco que no tiene flechas, un martillo. Llevamos toda la obra hacia lo payaso”, cuenta Manuel Baella, el actor que encarna el personaje del represor payaso que lleva, como rasgo principal, un bigotón tupido y una nariz negra.

Entre mates, Manuel y Fernanda Molina le cuentan a enREDando cómo nace la idea de la obra. “Le plantemos a la gente de Teatroxlaidentidad la posibilidad de hacer un espectáculo de clown. La obra es la historia de apropiación de un chico. Va atravesando las distintas etapas de su vida, y se puede ver como él convive con sus apropiadores. Hay dos escenas paralelas, ésta y la otra en la que el apropiador todo el tiempo intenta aplacar la historia de ese chico en la figura de la madre. La vuelve a matar y revive, es un juego clásico del payaso que muere y nunca muere. Luego aparece la figura de la abuela, y finalmente como este chico encara su verdad. Es una obra muy simple y sin golpe bajo”, cuentan sus actores.

La obra, presentada en el ciclo Teatro x la Identidad, está pensada para realizarse en cualquier lugar y ante cualquier público: niños, jóvenes, adultos. En salas, en plazas, en escuelas, en centros culturales. La idea es hacerla cuantas veces sea posible. Llegar con el mensaje no solo a quienes están directamente vinculados con esta búsqueda, sino también, a todos aquellos que puedan desconocerla, y sobretodo, a los más chicos. “Creemos que esta lucha tiene un enorme valor pedagógico para que la memoria y la justicia sigan formando parte de nuestra concepción de país.Hay un objetivo muy puntual. Encontrar a los 400 nietos que faltan. Este es nuestro aporte a esta búsqueda, nosotros somos payasos y trabajamos desde este lugar y cualquiera desde su lugar puedo aportar también.”

Cuando el humor es resistencia

Las distintas acciones de la obra representan las etapas en la vida de ese niño apropiado, cuya identidad entrecruza diferentes momentos de su vida, junto a sus apropiadores y más tarde, preguntándose él mismo quien es, a partir de un llamado de las Abuelas. Un elemento en la obra aparece como una metáfora de la identidad: las narices rojas que llevan su mamá y su abuela y las narices negras del represor y su esposa. Como si esas narices hablaran de lo que llevamos dentro, de lo que no se arrebata, a pesar de todo. Diferentes escenas cargadas de humor alivianan el horror de la historia. La muerte constante de la madre payasa es un renacer permanente. En esas mil maneras de morir que tienen los payasos, germina la lucha por la identidad.

“Nunca uno termina de sorprenderse de todas las barbaridades que cometieron estos genocidas, entonces por eso también está bueno poder encararlo desde otro lado, para que la gente pueda ir y que el mensaje se pueda multiplicar”, dice Fernanda convencida de la potencialidad que tiene el humor para acercar a más personas al teatro. “Es también una postura ideológica, la de trabajar con el humor para que sea popular y que cualquier persona pueda o quiera ir a verla. Queremos hacerla en la calle y que la gente se quede a verla. Los nietos que hay que encontrar están en cualquier lado, entonces, esa es nuestra intención, llevarla a una plaza, a una escuela, a un centro cultural o donde sea. El humor es universal. Esta historia es tan dolorosa que para que pueda seguir siendo multiplicada hay que ponerle humor. Disfrutar para transmitirlo a otras edades, a otra gente”.

Cenizas quedan siempre se presentó ante tres escuelas secundarias de la ciudad. El contacto con los pibes fue diferente. Aquí las risas aparecieron desde un primer momento. “Estuvo buenísimo y la devolución fue muy buena. Los chicos se rieron desde que salió el primer payaso, sin ningun tipo de prejuicio. Por el contrario, cuando hicimos la obra con público adulto, al principio tenían una distancia. Mucha gente se resistía a reírse en los primeros minutos, hasta que se genera ese código con el público.”

Multiplicar la risa, por los nietos que nos faltan

El objetivo del grupo Payasos x la identidad es llevar la obra a todos lados. Para ellos, significó un desafío no solo el trabajo colectivo de elaboración –cabe destacar que la obra no tiene direccion sino que es una creación colectiva de todo el grupo- sino, sobretodo, aportar a la búsqueda de los nietos apropiados desde un lugar actoral. “El desafío estaba en no caer en algo cerrado, sino poder hacerla lo más amplia posible. Utilizamos el teatro como herramienta socio-cultural, por eso con este espectáculo buscamos difundir la temática y motivar a aquellas personas que no tienen claro de dónde vienen. De esta forma tomamos al teatro y el circo, como un medio de difusión y búsqueda.”

A futuro, los payasos se proponen hacer gira por Mar del Plata y por tantísimos lugares donde el clown pueda despertar en alguien esa pregunta incesante sobre la propia identidad. Desde el humor y la sensibilidad del universo clown, desde los gestos que despiertan risas y lágrimas, desde el propio cuerpo que se expone intensamente sobre un escenario. Dicen los payasos, mientras ríen comprometidos con la verdad, la justicia y la memoria: “La misma gente de Abuelas nos dijo que la obra transmite lo que ellos quieren transmitir, que esta es una búsqueda que tiene que ser encarada con alegría y que hay que multiplicarla.”

Contacto:
www.payasosxlaidentidad.com.ar
payasosxlaidentidad@gmail.com




Actuación: Manuel Baella, María Franchi, Cesar Artero, Fernanda Molina.
Músico en escena: Alejo Castillo.

 

Publicado el: 28/11/2012

Por Maria Cruz Ciarniello.
Categorías:
Buenas Prácticas / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.