enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Movilización por Mercedes
Hay que seguir andando

El asesinato de la trabajadora social Mercedes Delgado ocurrió a comienzos de enero, se conocen los culpables, pero aún así, todavía no hay detenidos. Una nueva movilización en los Tribunales Provinciales y en la sede de Gobernación en Rosario se produjo como herramienta en la búsqueda de una inmediata respuesta.

Barrio Ludueña es Rosario, y Rosario es Argentina. Así se deja ver la geografía de una problemática que en definitiva deja como perjudicados a los sectores que históricamente resultaron desfavorecidos por las políticas aplicadas a lo largo y lo ancho del país. Barrio Ludueña es hoy, como tantos otros barrios de la ciudad y el país, terreno de disputas entre narcotraficantes que apañados por las mafias del Estado buscan hacerse fuerte aún cuando la sangre comienza a ser derramada. El asesinato de Mercedes Delgado, de 50 años y trabajadora del Centro Comunitario San Cayetano en Ludueña, sumado a otros hechos ocurridos en distintos barrios, son la muestra de cómo lo que se dice seguridad corre por otros lados y deja desamparados a los trabajadores sociales que empapados de militancia acompañan desde abajo un proceso para convertir la realidad. 

Mercedes fue asesinada el pasado 8 de enero, luego de salir de su casa al oír disparos. Esas balas salían de las armas de dos grupos que, en disputa del espacio para la venta de drogas, se enfrentaban a tiros. Dos disparos alcanzaron el cuerpo de Mercedes, que había salido ante el temor de que su hijo, que se encontraba haciendo mandados, se viera en medio del tiroteo. En el barrio se sabe quiénes son los culpables, pero todavía no hay detenidos. De esta manera la impunidad vuelve a aparecer. 

La impunidad es el miedo que invade a aquellos sectores que resultan víctimas. Víctimas de trabajo infantil, de maltrato policial, de asesinatos que no son más que consecuencias del narcotráfico manejado por las grandes mafias, que no desembocan en otra cosa que en la marginación total y en la construcción de enormes barreras impuestas a la hora de dar un paso adelante. Ante ese miedo a la impunidad, una nueva movilización se convocó en las puertas de los Tribunales Provinciales de Rosario, para reclamar por el definitivo juzgamiento de los culpables y por consiguiente la inmediata aparición de la justicia.

Distintas agrupaciones sociales y políticas se hicieron presentes en la calurosa mañana del 24 de enero ante la necesidad de hacer fuertes estos reclamos, que a más de dos semanas del hecho parece que aún no fueron escuchados. “Nos dirigimos desde la indignación y la tristeza, por haber perdido a una madre, una compañera, una vecina y una amiga. Mercedes Delgado, una trabajadora social, una mujer comprometida que con su sonrisa nos empujaba día a día, fue asesinada habiendo recibido dos impactos de balas el martes 8 de enero de 2013. Exigimos justicia, reclamamos que sean juzgados todos los implicados en el asesinato de nuestra compañera. Decimos basta, basta de narcotráfico, basta de zonas liberadas, de asesinatos, de violencia y represión”, sostuvo en la lectura de un comunicado Cesar Dottore, perteneciente al colectivo El Caleidoscopio, que suele reunirse a trabajar en el Centro Comunitario San Cayetano. 

Minutos antes Martín Torres, sobrino de Mercedes, había manifestado su bronca por el motivo de que sigue pasando el tiempo y no hay ningún detenido. “Creo que está estancada la investigación”, afirmó y explicó que ante esta situación lo que la movilización pretendía era hacer llegar a las manos del juez de la causa un petitorio que formalizaba el pedido de justicia y puesta en marcha de una investigación seria. 

Sara, una de las compañeras de Mercedes y trabajadora del San Cayetano, considera que la situación debe tener más celeridad. “Hay mucha indignación en el barrio porque todavía no hay ningún detenido”, sintetizó. Esta es una de las principales situaciones que deben atravesar los familiares, amigos y compañeros de las víctimas de los flagelos de este sistema. La misma corrupción que termina en sus asesinatos, provoca la lentitud de las causas que podrían juzgar a los culpables y dar así una muestra de una justicia mínimamente seria. 

Por su parte, Dottore se mostró convencido que el camino para lograr un cambio de cara al futuro de la causa es mover cielo y tierra para hacer llegar el pedido de justicia. Su mirada acerca de la problemática va más allá del caso puntual de Mercedes: “La puerta nos golpeó a nosotros esta vez, pero ya venía sucediendo a otros compañeros”. Con esto se refiere a los distintos hechos que, con determinado nivel de confusión, terminan con el asesinato de militantes a manos de los distintos aparatos represivos del Estado. Por eso, según Dottore el camino es “organizados como colectivo, hinchar a los actores de los tres estados”, refiriéndose tanto al Municipio, como a la Provincia y a la Nación. 

En lo que respecta al petitorio preparado para llegar al interior de los Tribunales, se tuvo que esperar varios minutos para que Juan Ponce, hijo de Mercedes, pudiera ingresar junto a otros familiares al edificio. Después de esto, y ya llegada la movilización a la sede de Gobernación como se tenía previsto, se pudo conocer lo que había acontecido en el interior de Tribunales. “Me dieron una respuesta que mucho no alegra, pero bueno, las cosas están yendo”, dijo el hijo de Mercedes, y agregó que le afirmaron que se iba a poner todo lo posible para seguir el caso y buscar la solución. Ante esto, Juan sostuvo: “Pedimos justicia por mi vieja, y para que se termine la droga, porque hace que los pibes una vez que empiezan en eso se descontrolen y no sepan lo que hacen”. La certeza manifestada en las palabras de Juan, demuestran que la solución traspasa el asesinato de Mercedes, para convertirse en una problemática de fondo que debe ser resuelta para que no ocurran más este tipo de hechos. 

El narcotráfico, una problemática global 

El periodista y militante Carlos del Frade hace varios años que viene siguiendo e investigando la problemática del narcotráfico y las consecuencia provocadas en los barrios y los pibes. Voz autorizada, señaló: “Es una realidad que supera ampliamente la geografía de la ciudad de Rosario, pero que acá tiene particularidades feroces. En los últimos cinco años los barrios empezaron a ser disputados por las bandas de narcos para manejar todo, incluso lo que tiene que ver con presencias estatales que están en el barrio. Porque no es que hay ausencia del Estado, hay presencia, pero a través de la policía corrupta”. 

El negocio de la droga provoca resultados tan graves como lo son la explotación y el maltrato de menores de edad, que además resultan sometidos al peligro constante. Las armas de fuego son el elemento en común entre esos llamados “soldaditos” que frecuentan los barrios en nombre de los poderosos que llenan sus bolsillos en los sectores menos señalados de la ciudad y el país. Carlos del Frade considera que se trata de una pelea en el territorio donde “se quieren quedar con los pibes como vendedores, mano de obra barata, y después con la acumulación de dinero que se hace en el centro”. El investigador señala como lugares de lavado de dinero a las inmobiliarias, a las agencias de turismo internacional y a las casas de cambio vinculadas al negocio del cereal, considerándolos los grandes financistas que recaudan la enorme ganancia económica del negocio del narcotráfico. 

Asimismo, destacó que como existe esa cuenta de dinero, también está “la cuenta roja”, que es la sangre joven derramada en los barrios. “En los últimos cinco años eso se ha liberado, la policía es cómplice de todo esto, las fuerzas de seguridad nacional también. Estamos en eso, ver cómo podemos pelear por la vida y para eso hay que luchar contra el lavado de dinero y contra la corrupción policial en primera instancia, y no veo a las dirigencias políticas de los mayores partidos que estén dedicado a eso, están haciendo fulbito para la tribuna acusándose mutuamente si se trata de una cuestión rosarina o nacional”, afirmó del Frade. 

Ante esta situación que ha tomado notoriedad en los últimos días, en la que se responsabiliza al Estado provincial de las problemáticas de Rosario, del Frade analizó que si existe una ciudad narco es porque existe un país narco. De todos modos es claro que el gobierno provincial no queda exento de responsabilidades, porque bajo sus manos se encuentra tanto el poder judicial como la policía de la provincia. 

 Su sangre canta en nuestras cuerdas 

“Este es el tiempo del hombre nuevo”, dice una de las estrofas de la canción dedicada a Mercedes y cantada durante toda la movilización, como así también afirma que hay que seguir andando. A partir de la muerte de Mercedes, como también sucedió con los chicos del Movimiento 26 de Junio a comienzos del 2012, y como con tantos otros militantes que cayeron víctimas de este sistema en distintas épocas, se ha reavivado el fuego que busca iluminar a ese “hombre nuevo” del cual habla la canción. Cientos de pibes y pibas de Ludueña se movilizaron en la mañana del 24 de enero, como manifiesto de lo que es una juventud que comienza a ver la problemática de fondo en sus calles, y no están dispuestos a que haya un muerto más que lamentar. 

Por ese motivo se exigió tanto la reacción del gobierno Municipal y Provincial, como del gobierno de la Nación. Se considera que no caben diferencias políticas ni banderas partidarias que puedan ponerse en alto cuando lo que está en juego es la vida de los vecinos de los barrios que, por culpa de las corrupción de las mafias poderosas, deben convivir día a día con el peligro de muerte y con la droga intoxicando a quienes llegan a creer que la salvación a sus vidas está en el consumo y en ese negocio bañado en sangre. Con esta movilización, y con las que se avisó que seguirán si no hay cambios, se busca despertar de una vez a quienes tienen que encargarse de cesar la mafia llevada a cabo por los gobiernos, la policía, los corruptos enriquecidos y los grandes manoseadores de la dignidad del pueblo argentino.




Foto: Indymedia


Notas relacionadas:

Publicado el: 24/01/2013

Por Martín Stoianovich.
Categorías:
Movimientos Sociales / Noticia

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.