enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Emprendimiento laboral en la vecinal Unión y Progreso
La producción empieza en el barrio

Son un grupo de mujeres de la zona oeste de Rosario. Que se capacitaron para la producción textil, y hoy ya llevan más de un año elaborando la ropa íntima "Asamblagge". Cómo cambiaron sus vidas al incorporarse a este proyecto.

La Argentina explotó a fines de diciembre de 2001. Y aunque en la historia oficial quede guardado sólo el momento de la foto, con miles de personas caceroleando contra el débil gobierno de De la Rúa, para llegar a ese punto hubo miles de pequeñas historias de la pelea cotidiana. En la zona oeste de Rosario, por ejemplo, este grupo de treinta mujeres que hoy produce las prendas de lencería "Asamblagge", por aquellos días recién estaba presentando el proyecto para ponerse a trabajar. "Pocos días antes de ese despelote de 2001, creo que el 10 de diciembre, nosotros presentamos los papeles ante el Consejo Nacional de la Mujer. Pedíamos al Profam que nos financie la capacitación, algunas herramientas y materia prima para esto que hoy hacemos. Algunas de nosotras ya estábamos participando de la vecinal, otras estaban en su casa, aguantando la malaria, y poquitos meses después se sumaron por la contraprestación del plan Jefes y Jefas", arranca Isabel, una de las pioneras.

A casi cuatro años de aquel inicio, el grupo de mujeres trabaja unas tres horas diarias en el taller en "Unión y Progreso", la vecinal del barrio Triángulo. Producen bombachas, corpiños y calzoncillos de muy buena calidad. Y aunque la etapa del proyecto con financiamiento esté por terminar, ya piensan en poder seguir solas, o buscar líneas de crédito para ampliar la producción y mejorar el sistema de venta.

Hasta aquí, los aportes fueron de un programa del Consejo Nacional de la Mujer, que funciona en todo el país colaborando con trabajos de distinto tipo organizados por mujeres. En este caso, de producción textil. "Recibimos una colladora para costura" cuentan, "herramientas para serigrafía, y la materia prima, como las telas, elásticos e hilos. Y también usamos otras máquinas de coser que teníamos de antes, por un proyecto del Programa de Atención a Grupos Vulnerables (PAGV)".

En el caso del Profam, este grupo de mujeres no tuvo que comprometerse con un nivel de producción determinado, pero sí con la integración de un determinado número de personas, que fueron 30. Además, con la cantidad de horas que asistieron a los cursos de capacitación, y que después dedicaron a la producción. "Hoy, lo único que resta de Profam son algunos desembolsos, pero ya no para máquinas o telas, sino de las herramientas para la folletería", explica Isabel, que por su experiencia terminó siendo la encargada de la papelería. Tarea que, aclara, hubiera sido imposible sin la colaboración de Mirta Sotelo.

Los primeros tiempos de este grupo fueron pura capacitación. Recibieron formación en serigrafía, embalaje y moldería. "Y los talleres grupales con Loli , que ya es parte de nuestro grupo", dicen varias a coro. Loli es Gloria Schuster, profesional, especialista en género, la única en la entrevista que no es del barrio: empezó coordinando talleres por su trabajo en una ONG, y hoy sigue acá, por encima de las responsabilidades más formales, dando una mano para los trámites, y participando de muchas tareas. Desde ese lugar, reflexiona: "Para mí fue un aprendizaje enorme. Y en cuanto al grupo, rescataría muchísimas historias. De lo último, me quedo con el cambio grande que hubo este año. Porque todo el año pasado fue de capacitación, pero ya cuando tuvieron que pasar a ser un grupo que organice la producción y la venta, ellas mismas pasaron a ser las responsables de armar todo. Cuando se dieron cuenta que tenían que ellas mismas controlar a qué hora entran o salen, que armar planillas por el trabajo y la cantidad de materia prima, ahí hubo un crecimiento del grupo".

Una de las protagonistas de esta historia es Vanesa, que tiene 33 años y dos hijos: "Sueño que Assamblage sea conocida. Por ahí no tanto como Caro Cuore" se ríe, "pero sí llegar a algo grande, porque hicimos mucho esfuerzo. Y acá nadie es jefa de nadie, somos todas pares. Yo, que trabajé con patrón, me doy cuenta que acá nadie te está diciendo  tenés que hacer esto o lo otro. Por supuesto que cumplimos horarios y responsabilidades, pero no necesitás tener a alguien que esté atrás con un látigo. La diferencia con otros trabajos, creo, es que te da más responsabilidad, porque dependes de vos misma".

Otra de las voces es la de Nora, de 40 años y dos hijos. Llegó acá en 2002, producto de la contraprestación a la que estaba obligada por cobrar los 150 pesos del plan Jefe y Jefa de Hogar. "Unas cuantas entramos así, y después fuimos invitando más chicas, hasta que llegamos a ser unas 30". De aquel primer tiempo, como casi todas, Nora recuerda lo complicado que era venir hasta la vecinal y sostener al mismo tiempo a la familia, el cuidado de sus hijos. "Cuando empezamos a hacer los cursos de capacitación" señala, "había una chica acá que nos daba una mano grande con nuestros hijos. Se hacían algunos talleres para ellos acá mismo, para que nosotros pudiéramos dedicarnos exclusivamente a estudiar". Hoy, confiesa: "He madurado mucho. Aprendí cosas de costura, terminaciones, pero además, aprendí a convivir con la gente. Mi sueño es que esto llegue a ser algo despampanante".

El proyecto nunca pagó sueldos, sino que se financiaron máquinas y materia prima. Las ganancias que fueron surgiendo en el camino fueron por la producción y la venta de la ropa.

Rosa, con 46 años y tres hijos, cuenta su experiencia: "Acá producimos todo, desde la prenda, hasta la etiqueta y el envase. Yo me dedico al armado de la ropa, y para eso tuve que capacitarme. Yo llegué acá por el plan Jefa, aunque siempre hice un montón de cosas fuera de mi casa, en lo relativo, por ejemplo, a la confesión y cosas así. Pero siempre "amateur", como los jugadores de fútbol, nunca con alguna capacitación. Acá empecé viniendo al taller de costura, y cuando salió el proyecto, como la serigrafía personalmente no va conmigo, o el embalaje tampoco me gusta mucho, me dediqué a esto. Y el resto de las chicas, también se fueron capacitando en las otras tareas, porque un poco como lo dice el nombre, para que esto funcione, nos tuvimos que ir"

Vanesa agrega: "Yo desde que tuve los chicos no había podido trabajar más. Y cuando apareció esto, me integré por el tema de la serigrafía. Hoy, la verdad que me siento muy bien. Poder ver que llevo algo a mi casa que, poco o mucho pero ayuda, o tener mi propia plata, es algo importante".

María, de 28 años y dos hijos, es una de las más tímidas. Aunque casi no habló en toda la entrevista, al final confiesa: "Me siento cómoda, el grupo es muy lindo. Mi sueño es que nuestra ropa esté en todas las vidrieras, y que podamos salir adelante".

Los clientes, por ahora, son fundamentalmente amigos y conocidos. Aunque de a poco van sumando algunas tiendas del barrio. "Por lo que nos comentan" dice Isabel, "la ropa tiene buena salida, porque es un producto de buena calidad". Ella, que tiene 49 años y cuatro hijos, fue una de las que inició esta historia. Y es muy clara al hacer un balance, a la hora de pensar en los próximos desafíos: "Ya estamos pensando en la presentación de más proyectos, de ver cómo financiamos el crecimiento y la consolidación de todo esto. Pero te digo que mi sueño está hecho realidad. El ver todos los cambios que hicieron las chicas, ver cada prenda terminada, caminar por el barrio, y ver en la vidriera algo que hicimos acá, es casi como ver caminar a tu hijo. Todo lo que venga después, sinceramente, para mí es un regalo".

Gloria Schuster, la profesional que para todas acá es simplemente Loli, afirma: "Se piensa mucho que estos proyectos son una ayudita para las mujeres que están en la casa sin hacer nada. Pero en este caso, ellas crecieron y se pusieron al hombro en que esto tiene que ser un trabajo remunerado. No solamente producir buena ropa interior, sino darse la organización necesaria para que esto sea un verdadero éxito comercial, y sus familias puedan vivir de este trabajo".

La historia de cada una de estas es personal y distinta. Pero Assamblage, y la crisis de este país que estalló en 2001, hizo que se encuentren. Hoy, no tienen un marco legal definido, recién en unos meses cuando termine el proyecto del Profam, decidirán si continúan creando una cooperativa, o alguna otra figura. Lo que sí saben es que a esta historia la vienen protagonizando ellas mismas, y que no va a terminar acá.




 

 

Publicado el: 01/09/2005


Categorías:
Buenas Prácticas / Reportaje

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
    12 Feb 2006 17:16   adriana
comentario
 
    02 Aug 2011 20:14   ixkdabkajft
wfysuetuz
 
    04 Aug 2011 18:14   Abenfwgv
webiqwl
 
    04 Aug 2011 20:06   Tqubpoox
sjsxvyxrz
 
    04 Aug 2011 22:04   Wvgsoyyp
nqjuiqkcv
 
    04 Aug 2011 23:59   Ajnyonld
mmrtu
 
    05 Aug 2011 01:52   Trqdhkdg
bsjvnct
 
    05 Aug 2011 03:49   Rinmhjbh
xcosjgl
 
    05 Aug 2011 05:48   Tfnbgufi
qttuevun
 
    05 Aug 2011 07:45   Bfakphar
oqceryfbc
 
    05 Aug 2011 09:47   Nagnejbs
abpkjzf
 
    05 Aug 2011 09:47   Nagnejbs
abpkjzf
 
    05 Aug 2011 11:46   Rpgfcdzi
pzxlt
 
    13 Apr 2013 20:16   lpmsasmbn
kDciTTFRaUpgNFexRJ
 
    05 Aug 2011 14:18   Vfexirmc
kncrku
 
    05 Aug 2011 16:27   Ewgpqpfx
ddfhevutx
 
    08 Aug 2011 14:29   Klvrjdfd
xvtzfu
 
    08 Aug 2011 16:37   Xloudszj
hpocc
 
    09 Jun 2013 21:23   wwcdyf
TBpGrUncCu
 
    08 Aug 2011 18:48   Urcjcfzb
engnoeewk
 
    17 Apr 2013 07:35   oiyhksko
KoKBCunzALKAEVOb
 
    08 Aug 2011 20:57   Dgwhiouz
qchud
 
    10 Jun 2013 02:55   xkemzwmzkso
lVlqhPbHjMqX
 
    08 Aug 2011 23:30   Szleufes
xodwgak
 
    09 Jun 2013 21:22   wcmder
fCdSIMqysbE
 
    09 Aug 2011 01:41   Lcwzpdru
mzlupessh
 
    17 Apr 2013 04:15   bwwrwcsk
vtSAQTabBOroBeX
 
    13 Aug 2011 11:59   cxwsgb
iybzwzyd
 
    16 Aug 2011 09:57   Brhhjgjn
grgwwyoa
 
    16 Aug 2011 10:33   Dchqymgv
pqylcewch
 
    16 Aug 2011 10:47   Dzwlsieq
xctyboh
 
    16 Apr 2013 03:46   dendyawmaan
pVUmhmmpCxFwQmMMgM
 
    16 Aug 2011 13:26   Ohqpzisf
vqmucnybg
 
    16 Aug 2011 14:00   Otfgffxy
ewpnkhcp
 
    16 Aug 2011 14:21   Osofdegl
aymtjn
 
    16 Aug 2011 18:08   Eavetqjs
lmuhvmwtj
 
    17 Apr 2013 00:21   fxllpfekrs
gPijoZjoqQP
 
    16 Aug 2011 18:47   Kbmjtnln
yjcifz
 
    16 Aug 2011 19:04   Xqfgpbvj
kfhwuiec
 
    16 Aug 2011 21:42   Edkasfqt
hwuiyzx
 
    16 Aug 2011 22:20   Eitwswsf
qvsoaveew
 
    16 Aug 2011 22:39   Oksbzsjw
jsoxtln
 
    18 Aug 2011 14:13   Pfoyqhpj
bsnfzyxw
 
    29 Aug 2011 07:53   Pfzliytq
kvlrbzb
 
    29 Aug 2011 10:58   Rltiabbs
cwkxclwc
 
    29 Aug 2011 14:00   Lfqnnzyc
izwst
 
    29 Aug 2011 17:11   Ewejlzfw
ouklih
 
    29 Aug 2011 17:11   Ewejlzfw
ouklih
 
    29 Aug 2011 20:27   Xjcjridi
zyvlemd
 
    29 Aug 2011 23:41   Wiiifhlo
eixnmse
 
    10 Jun 2013 00:00   qlcocd
HlwOmGPXoM
 
    30 Aug 2011 03:02   Ygpfozka
eogwfqwk
 
    10 Jan 2015 22:46   samuel
UOZIrAQLkuVDX
 
    30 Aug 2011 06:24   Zqylxtxo
kqixvbbv
 
    02 Nov 2012 17:33   lykzwhayx
hGkuFfEnYMzhtuuVZj
 
    03 Nov 2012 07:14   jbqcjxcx
MqQUAKcwxY
 
    14 Apr 2013 05:02   lmtzdhdvye
CpQUUsbbTDaEgUgkUE
 
    16 Apr 2013 10:16   wwbwwhb
WvqGilNIlyVUOuMq
 
    05 Jan 2015 12:19   gordon
KpVYMGVJiUPQmrxjLth
 
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.