enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Carlos Custer, embajador argentino ante el Vaticano
"No hay sociedad democrática si no hay trabajo para todos"

“Estuvo y está en la conducción nacional de ATE y de la CTA, fue diputado nacional y renunció a ello para ser el primer hombre de América Latina en ser presidente de la Central Mundial de Trabajadores (CMT) en Bruselas y es el actual embajador del Estado argentino ante el Vaticano”. Así presentó a Carlos Custer, su compañero Héctor Quagliario. En su paso por Rosario, en su abultada agenda, que abarcó desde un encuentro protocolar con el Intendente, reuniones con diferentes organizaciones e instituciones de la ciudad y una conferencia en la Universidad Católica, Custer incluyó un espacio de encuentro con amigos e integrantes de organizaciones sociales, comunitarias, eclesiales y sindicales para analizar la vinculación entre "Globalización, tecnología y trabajo".

Luego de recordar momentos compartidos con los compañeros de ATE, Custer confesó sentirse  en casa y deseoso de compartir un momento con los amigos. Allí estuvieron Omar Isern, Subsecretario de Economía Solidaria intergante del Grupo Obsipo Angelleli, Oscar Lupori del MEDH, el padre Edgardo Montaldo, de la Vicaría de Sagrado Corazón en Luduña e integrantes de ATE, entre otros.  Ustedes dirán "qué tipo raro este: sindicalista, y embajador nada menos que en la Santa Sede. También he trabajado en la Villa de Quilmes junto a Luis Farinello" agregó a su presentación. Globalización, tecnología y trabajo fue el tema propuesto para la charla. Custer comenzó narrando que  cuando ya estaba en edad de jugar con los nietos , a los 65 años el presidente Kirchner me propuso para ser embajador de Argentina en el Vaticano" antes de hacer "una breve semblanza de la formalidad del trabajo . Destacó en ese sentido que la Iglesia Universal hoy, más allá del valor estrictamente religioso y espiritual, es una potencia moral. La Iglesia son 1100 millones de católicos, organizados en 200 países, tiene 4500 obispos y 1400 universidades pontificias" enumeró. "Es toda una estructura espiritual, religiosa, pero también política, moral e intelectual". Destacó además que el Vaticano tiene nuncios en todos los entes de Nacionas Unidas. "La Santa Sede no tiene votos, pero ejerece una gran influencia moral y práctica señaló Custer. Argentina es uno de las países que más tiempo hace que tiene embajador en el Vaticano, desde que Juan Bautista Alberdi presentó cartas credenciales en abril de 1856, "cuando Italia, por ejemplo, aun no existía" indicó. "En abril del año que viene cumplimos 150 años de relaciones diplomáticas entre Argentina y el Vaticano". En relación a su tarea señaló la importancia de tener claridad respecto de que su misión es representar al Estado. "Es un desafío explicar las posiciones del gobierno argentino y tratar de que esas relaciones sean fructíferas. A la Iglesia le preocupa mucho el tema de índole moral, sexual. Nosotros somos un gobierno laico, y no siempre se tienen en cuenta los intereses de la Iglesia porque no son compatibles con una estado laico y pluralista" agregó. Otro aspecto a tener en cuenta es "el espíritu de la religiosidad popular nuestra, que es muy grande y es parte de nuestra cultura. La Virgen de Luján convoca un millón y medio de personas. Esto hay que tenerlo en cuenta" señaló. En cuanto al ecumenismo, Custer mencionó que "somos un país modelo en la convivencia ecuménica, que es también colaboración. Argentina está puesta como país ejemplar en la colaboración entre católicos, protestantes, judíos e islámicos. A las rueniones por el Diálogo Argentino en la DAIA iban todos. Eso en otros países es impensable." Ya abacado al tema de la convocatoria, Custer definió al trabajo como un aspecto clave para el desarrollo. "No hay sociedad democrática si no hay trabajo para todos" destacó aclarando que "como dice De Genaro, trabajo sobra; falta empleo. El desafío es cómo organizarlo". Entre los problemas más acuciantes del trabajo ubicó entre los primeros lugares a "la formación profesional y técnica. No hay gente para ciertos sectores, mientras que 9 millones, entre 16 y 39 años, están sin trabajo". Para Custer al trabajo lo debe organizar el Estado, y también el sector privado  pero no me hago muchas ilusiones porque la tecnología en este sector expulsa al trabajador . Citando a Jeremy Rifkin, afirmó que las soluciones vendrán también del llamado tercer sector, del trabajo social, los microemprendientos. Suma a ello la necesidad de desarrollar grandes obras de infraestructura por parte del Estado y de crear un empresariado con sentido social y productivo". Además como políticas prioritarias mencionó la distribución del ingreso y desalentar la economía basada en "lo rentístico".  Hoy estamos tendiendo una muy buena posibilidad. Es lo que objetivamente se ve desde afuera. Hoy la coyuntura internacional favorece mucho, pero también la decisión del gobierno de priorizar lo de adentro". Entre otras medidas enumeró el trabajo de la mujer, que en algunos países, reciben un pago de medio tiempo por el tabajo en el hogar, el problema de la tercera edad y de la juventud. "No solo el Estado nacional, también las comunas deben asumir el rol de organizar el trabajo, para generar empleo y generar condiciones, es decir, disponer de recursos". Custer hizo referencia además a los servicios públicos, y a la necesidad de que estén en manos del Estado. Al respecto mencionó algunas apreciaciones de su pasaje por la legislatura nacional, en pleno auge menemista privatizador. Destacó la aberración de haber privatizado el petroleo. "Somos el único país que lo hizo. No porque sea de ATE, pero los servicios deben estar en manos del Estado. En Suiza se realizó un referéndum para decidir si se permitía que una parte minoritaria de la administración de la energía quede en manos privadas. Y el 70 % votó que no. Ojalá que el Estado vaya recuperando de distintas formas las empresas" expresó. Sobre el final del encuentro, ya en pleno intercambio con los asistentes y respecto de posicionamientos eclesiales cuestionados por el campo pupular, Custer señaló que todo se debe revisar: la Iglesia, la política, los sindicatos. "Hoy muchos están tabajando para lo nuevo, conviviendo aún con lo viejo". Para concluir el encuentro Héctor Quagliaro obsequió al embajador un ejemplar del libro "Pocho Vive".



 

Publicado el: 04/10/2005


Categorías:
Ecumenismo / Noticia

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.