enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Casos testigo
Crónicas de la crisis

La situación de los trabajadores en Rosario se vislumbra en un mapa desolador de crisis de fábricas, despidos y resistencia obrera. Aquí presentamos algunas caras visibles de lo que, puertas adentro, sucede en cada lugar de trabajo donde hay un laburante dispuesto a poner el cuerpo y defender el mango de todos los días.

I. Mahle

“Mahle Group es una multinacional con base en Alemania, y se define como uno de los 30 mayores fabricantes de autopartes de todo el planeta. Entre su producción se cuentan pistones, aros, cojinetes, componentes de motores y otras piezas. Tiene siete plantas en Brasil y en 2007 fueron adquiridos los activos operacionales de Dana Industria Ltda. Mahle provee así a grandes automotrices como Volkswagen, Audi, BWM, Toyota, Ford, General Motors, entre otras.

El 50% de su producción es exportada para montadoras en Estados Unidos y Europa. Según afirman en su página oficial, "desde 1950 en Brasil, MAHLE se transformó en un modelo empresarial que consiguió se destacar en un mercado altamente competitivo, concentrando esfuerzos en tecnología de calidad y en la formación de recursos humanos, contando con la participación real y efectiva de una sólida estructura financiera". No obstante, parece que no es el caso de su sede local donde hoy 520 trabajadores están ocupando una planta que se dice cerrada.

Los obreros denuncian que los problemas con Mahle se iniciaron en el mismo momento en que compraron la planta, dos años atrás. Según señalan desde la comisión interna, la empresa llevó adelante un "procedimiento de crisis totalmente mentiroso" que contó con los precedentes de quita de beneficios que tienen algunos operarios por antigüedad y la unificación de horarios, entre otras.

Además, denuncian el vaciamiento de la planta. Mahle se ha estado llevando parte de la producción a sus plantas en Brasil, y la causa que encuentran a esto es la mayor flexibilidad de leyes sindicales en el país vecino, que les permite a la multinacional altos niveles de explotación laboral. Dada la crítica situación, se hicieron presentes en el lugar el Ministro de Trabajo provincial, Carlos Rodríguez, la Viceministra de Trabajo Alicia Ciciliani, el Intendente de Rosario, Miguel Lifschitz y una comitiva estatal que recorrió la planta anunció el dictado de una Conciliación Obligatoria por el tiempo que sea necesario. También informaron que el gobierno nacional iniciará acciones diplomáticas con la empresa de origen alemán.” (Fuente Agencia de noticias CTA)

Situación actual

Idas y venidas, la situación en la fábrica de autopartes Mahle actualmente es de incertidumbre. Tras las negociaciones fallidas con el empresario Ramiro Vasena, quien supuestamente se haría dueño de la multinacional, los trabajadores se vieron nuevamente supeditados a un pronóstico reservado. Frente a esto, no dudaron de salir a la calle, esta vez, junto a otros laburantes que atraviesan situaciones similares. “A fines de mayo se difundió la operación como concretada; trastrabilló a mediados de junio y terminó de caerse luego de las elecciones. Los obreros, enfurecidos y decepcionados, endurecieron las medidas de lucha.

En la mañana del viernes 3 de julio, marcharon por el centro de la ciudad acompañados de los trabajadores de la óptica Balbazoni, portuarios y organizaciones sindicales, políticas y sociales. “La actualidad es muy mala porque otra vez volvimos a cero. La verdad es que nos mintieron todo el tiempo, vinieron a hacer política y nada más” dice Cristian, uno de los obreros de Mahle, rodeado por sus compañeros, que asienten con amargura a sus palabras.” (Fuente Indymedia Rosario)

II. Cotar

La seccional Rosario del sindicato de los trabajadores lecheros ha sufrido sucesivos ataques de la conducción nacional ATILRA, encabezada por el secretario general Héctor Ponce. Esto está vinculado a la decisión de Sancor, en connivencia con la burocracia de ATILRA Nacional de cerrar la planta de COTAR en Rosario, en los hechos “fasonada” por Sancor.

El hecho más conocido es el intento de ocupación violenta de la sede sindical de ATILRA Rosario ocurrido el pasado 3 de diciembre, en el que dramáticamente perdió la vida un trabajador lácteo. En diálogo con enREDando, Jorge Elizondo explica la situación de la cooperativa de tamberos Cotar.

“En Cotar tenemos un riesgo cierto de quiebra. Se ha convertido desde el año 99 un apéndice de Sancor, depende exclusivamente de Sancor y de ser la principal empresa láctea de Rosario desde la década del 20 se ha transformado en una empresa que no produce nada más que leche fluida, cuando tiene una planta fabricadora de quesos que está parada. Es decir que se ha convertido, por voluntad de quienes integran la cooperativa, en una empresa que no tiene vuelo propio, no tiene objetivos propios, no tiene marcas propias prácticamente y esto es una barbaridad.

Pretender que el destino de los trabajadores esté atado exclusivamente a los negocios que puedan existir entre los directivos de Cotar y Sancor es terrible. En caso de quiebra, los 240 trabajadores perderían el trabajo, salvo que se constituyan también en cooperativa de trabajo y terminen explotando la empresa. Al mismo tiempo, existe un problema en la materia prima que es desviada para otro lado. Es decir, los propios integrantes de la sociedad cooperativa terminan desviando el producto hacia otras empresas y en realidad, depende de lo que les envíe Sancor, que a su vez tiene una deuda muy importante con Cotar.

 Además, hay una renovación del contrato que es más perverso que antes. Son contratos de colaboración empresaria entre Cotar, SanCor y San Marcos. Evidentemente, si continúa este mecanismo de dependencia absoluta, está destinada a la quiebra. Atilra Rosario ha sido uno de los factores fundamentales de que la empresa todavía exista. Y esta es una de las causas fundamentales de la agresión perpetrada contra Atilra Rosario el 3 de diciembre pasado. La burocracia sindical de Buenos Aires, aliada a SanCor, aliada a las patronales, decidieron tomar el sindicato a raíz de esta decisión tendiente a que a través de una medida judicial se produjera una intervención en la empresa Cotar. Esta decisión que fue tomada en asamblea de los trabajadores precipitó los hechos que llevaron a la agresión del 3 de diciembre. Eso es lo que se está jugando en este momento. No solamente la posibilidad de la organización libre, independiente y democrática de los trabajadores sino que también se está jugando en qué medida los trabajadores van a poder resistir o no este embate patronal. Si la burocracia sindical se adueña totalmente de las estructuras sindicales de la zona no va haber reacción. Porque la burocracia sindical, cómplice de las patronales, va aceptar lo que Sancor haga. Por eso el enfrentamiento, por eso la gravedad y por eso vino una tropa de 900 personas y por eso hubo complicidad de las fuerzas de seguridad.

En este momento hay provocaciones permanente de las patronales contra los trabajadores y delegados, eso lo está haciendo la serenísima y Cotar. Milkaut, por ejemplo, está hostigando permanentemente a un delegado para que no hable con los compañeros. Y en la Serenísima no quieren aceptar a la comisión interna elegida por los propios trabajadores. Acá, los trabajadores han constituído una agrupación y han decidido intervenir en las elecciones de la Seccional Totoras y El trébol.

III. Ruedas

EB Ruedas EB es una fábrica de llantas de aleación liviana ubicada en la localidad de Fighiera, al sur de Rosario, cuenta con una planta de 103 empleados y tres hornos de fundición, trabaja centralmente para la Ford y casi no ha sufrido bajas en sus ventas en los últimos meses.

Durante 2008, los trabajadores realizaron medidas de fuerza para lograr la representación gremial en la empresa, ya que la UOM Rosario se negaba a convocar a elecciones de delegados, y logran que el Ministerio de Trabajo de la provincia reconozca a un grupo de siete obreros como "representantes", designados por sus compañeros para negociar con la empresa. A partir de ese momento, se lograron algunas mejoras salariales, de categoría y en cuestiones de salubridad e higiene. Pero entrado el 2009, la patronal avanzó despidiendo a los cuatro obreros más activos.

Se iniciaron medidas de fuerza y el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria. Con la conciliación en vigencia, la patronal fue agudizando las medidas intimidatorias, instalando cámaras de video en cada vez más sectores de la planta -también hay una apuntando directamente a la carpa de protesta-, reubicando a los obreros en distintos sectores, y en los últimos días, haciendo pasar de a uno a los obreros a una habitación en el interior de la planta, donde en presencia de un policía uniformado, un capataz los amenazaba verbalmente.

Finalmente, el 16 de abril, un día antes del vencimiento de la conciliación, la empresa envió 20 telegramas adicionales de despido, de los cuales se "retractó" al día siguiente. El 17 de abril, se realizó una reunión en el Ministerio que duró diez horas y en la que solo se logró la extensión de la conciliación obligatoria. A esa reunión, Oscar Biglieri, el propietario de la firma, llegó acompañado de un grupo de directivos, capataces y administrativos de la firma. De actitud prepotente, los “leales” provocaron incidentes en el interior del Ministerio, agrediendo a los obrero.

Aunque los cuatro obreros despedidos quedaron fuera de la planta, negociaron a cambio una serie de conquistas para los restantes trabajadores, siendo los puntos destacados el pleno respeto del Laudo 29 que reglamenta las categorías y adicionales, y el que la Unión Obrera Metalúrgica de Rosario quedó obligada a convocar a elecciones de delegados en la planta, en el plazo de un mes y bajo supervisión del Ministerio de Trabajo. (Fuente: Agencia de comunicación CTA)

Desde el mes de mayo, los trabajadores lanzaron una Agrupación que los represente: la Agrupación Metalúrgica 28 de Mayo. ”El objetivo principal es conseguir la democratización de los sindicatos, más que nada, las elecciones de delegados en todas las plantas. El apoyo de cada trabajador para conseguir esto, para que seamos libres. Ya que democráticamente podemos votar a los políticos, que podamos también a nuestros representantes sindicales. Y eso no está siendo posible en estos momentos”. (Fuente: Indymedia Rosario).

IV. Laboratorios Balbasoni

57 puestos de trabajo en riesgo en Balbazoni En la zona oeste de la ciudad, 57 laburantes del laboratorio óptico Balbasoni corren riego de perder su trabajo. “El 27 de mayo, los propietarios Rolando Balbazoni, Humberto Balbazoni y Analía Balbazoni decidieron liquidar Laboratorios Balbazoni y Fideicomiso Starlab (partes de la misma empresa), cerrando las puertas e impidiéndole el ingreso a sus trabajadores. Actualmente los obreros están ocupando la planta. Los trabajadores consideran que la empresa es “cien por ciento viable” y consideran que el cierre se debe a razones particulares de los actuales propietarios, y no a un problema de producción o comercialización. Exigen que se garanticen los puestos de trabajo de los 57 trabajadores.

Según diferentes versiones, habría dos interesados en comprar la planta, pero no hay confirmación del estado de las negociaciones. La conciliación obligatoria extendida está vigente hasta el 10 de julio.” (Fuente: Indymedia Rosario)

V. General Motors

El conflicto duró 76 días, empezó el 17 de octubre de 2008 cuando la empresa suspendió a un trabajador y todos se fueron al paro por tres días. A partir de esto, el Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria y la empresa anunció que ingresará en un período de una semana de receso. El 24 de octubre, envió 435 telegramas de despido, entre 200 obreros efectivos y 135 contratados.

El Ministerio de Trabajo ordenó al día siguiente a la empresa retroceder con la medida y acatar la conciliación obligatoria en vigencia, que tuvo que ser extendida en repetidas ocasiones. En las largas negociaciones que se sucedieron, la empresa, que argumentaba crisis, confesó luego que se quería sacar de encima a los empleados con mayor antigüedad. Entre tanto, la situación al interior de planta era tensa. La patronal trasladó a los obreros que quería despedir -un conjunto de trabajadores combativos, junto con otros con problemas de salud debido a accidentes laborales- a un sector aparte de sus compañeros, donde supuestamente se les iba a dar cursos que nunca se efectuaron.

Se sucedieron medidas de fuerza, en tanto que los delegados realizaban asambleas internas constantemente para informar y decidir. Esta etapa del conflicto llegó a su fin el 29 de diciembre, cuando el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (SMATA) y la empresa General Motors acordaron en el Ministerio de Trabajo de la Nación que no habría despidos en la fábrica de Alvear por lo menos hasta julio próximo. El acuerdo, también firmado por el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, la viceministra Noemí Rial y el funcionario laboral Adrián Caneto, abarcaba el modo de aplicación de las suspensiones que la empresa planteó como imprescindibles, debido a "los efectos de la crisis financiera internacional".

Los 435 despedidos pasaron a estar suspendidos, los efectivos por un año y los contratados por seis meses, manteniéndoles el sueldo en bruto al principio en un 100%, el mes siguiente 80% y así sucesivamente bajándoles el sueldo mes a mes. En la planta, este acuerdo firmado por la dirección de SMATA despegada de la base, fue vivido como una derrota que dejó desmoralizados a los obreros. El tiempo le dio la razón a su pesimismo.

El 12 de enero, la empresa hizo ingresar 80 nuevos contratados a planta para reemplazar a los "suspendidos por la crisis". Los obreros fueron al paro y la patronal retrocedió. También se demostró que las suspensiones fueron un modo de realizar despidos encubiertos: de los 435 suspendidos, solo quedan 50. La mayoría terminó solicitando la indemnización y desvinculándose de la empresa. ((Fuente: Agencia de comunicación CTA)

V. Paraná Metal

El 10 de diciembre pasado, los obreros de Paraná Metal, empresa autopartista de Villa Constitución, Santa Fe, se encontraron con que la patronal había iniciado un “concurso preventivo de acreedores” y la planta iba a estar cerrada un mes, desde el 16 de diciembre hasta -aparentemente- el 15 de enero, con el personal suspendido sin goce de sueldo. Con ese escenario planteado, la patronal inició negociaciones exigiendo la reducción del salario y de los derechos laborales de los trabajadores.

Entre efectivos y contratados, suman 1.200 los obreros que iniciaron medidas de lucha, con una masiva marcha en Villa Constitución el 19 de diciembre e instalando la Carpa de la Resistencia frente a la fábrica. El jueves 15 de febrero, tras un mes de acampe frente a la planta, los trabajadores de Paraná Metal realizaron una protesta masiva en Empalme Villa Constitución, a la que se sumaron gran cantidad de sectores, y realizaron un corte de ocho horas sobre la autopista Rosario-Buenos Aires.

En ese acto hubo duras críticas a la viceministra de Trabajo de la provincia, Alicia Ciciliani, por sus dichos de que la empresa “necesita ajustar”. Por su parte, Pablo Micheli de la Central de Trabajadores de la Argentina anunció que se “ha empezado a construir un paro nacional”. Luego de finalizado el corte hubo contactos con el gobierno nacional. El 19 de febrero, el Ministerio de Trabajo de la Nación le propuso a las partes una propuesta de acuerdo basada en el congelamiento de salario respetando los acuerdos vigentes y un régimen de suspensiones rotativas.

Días más tarde, se realizó una votación secreta en la que los trabajadores de Paraná Metal S.A. aceptaron el acuerdo por amplia mayoría. El conflicto siguió, sin embargo. La planta no reinició sus actividades hasta los últimos días de marzo, cuando la mayoría de los trabajadores de planta permanente y contratada cobraron 1.500 pesos de la deuda que sostenía con ellos la patronal de Paraná Metal. El 12 de febrero hubo un nuevo paro porque todavía había obreros a los se les adeudaba parte de su salario. Actualmente continúa el régimen de suspensiones y la fábrica sigue con bajo nivel de producción. (Fuente: Agencia de comunicación CTA)





Foto: www.izquierdasocialistajerez.wordpress.com
 

Publicado el: 09/07/2009


Categorías:
Trabajo / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.