enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
25 años de compromiso ambiental
Un abrazo a la vida

Taller Ecologista, una de las organizaciones ambientales más importantes y respetadas de nuestra región, cumplió 25 años. Desbordados de emoción, sus antiguos y actuales integrantes festejaron con una cálida charla abierta, compartiendo la alegría de la lucha colectiva. A su vez llamaron a seguir organizados y en la continua reflexión político ecológica. También, a potenciar el trabajo en red junto a todas las organizaciones que trabajan por un modelo de desarrollo sustentable, humanizado e igualitario. Allí estuvo enREDando.

Con total naturalidad y sin pedir permiso, la emoción se coló en la fiesta. Fue posible percibirla en cada abrazo. En el brillo de las miradas, que por momentos parecían quedar suspendidas en algún recuerdo. La emoción se metió también en todas esas fotos que, compiladas en un video, recorrieron la historia del Taller Ecologista, la organización ambiental que hoy cumple 25 años de vida.

Como en las grandes fiestas familiares, en las que desde temprano van llegando los parientes que vienen de lejos, a este cumpleaños, además de los compañeros/as de la zona, vinieron entrañables amigos de Bariloche, Buenos Aires, Córdoba, Santiago del Estero y Santa Fe. También llegaron decenas de saludos desde Uruguay, Paraguay, Brasil y de organizaciones de toda la Argentina. Los invitados no llegaron con las manos vacías, trajeron puñados de fotos, cajas de recuerdos y testimonios que forman parte de la historia del Taller.

El encuentro se realizó el 16 de julio en el auditorio de la librería Homo Sapiens, en un ambiente cálido e intimista, teniendo como escenario principal un living (preparado para la ocasión) por el que fueron pasando los antiguos y actuales integrantes de la organización, quienes charlaron sobre los inicios, proyectos, campañas y luchas sostenidas por el colectivo desde 1985 a la actualidad.

Juan Carlos Villalonga (fundador del Taller), Manolo Rivadera, Livio Rovere y Elba Stancich fueron los primeros en tomar la palabra. Recordaron las primeras reuniones en el local que compartían con el grupo de anarquistas que a finales de los ’80 también militaba en Rosario. Entre anécdotas revivieron aquellos días en que tuvieron que aprender a redactar comunicados, a dar entrevistas en los medios, a pintar carteles, organizar protestas, a preparar engrudo y salir a hacer pegatinas, entre otros tantos desafíos emergentes de la lucha.

Más tarde pasarían por el living, Pablo Bertinat (actual presidente de la organización), Cecilia Bianco, Mirko Moscat, Martin Orequia, Pablo Bergel (que vino desde Buenos Aires) y Alejandro Gianello (llegado desde Bariloche).

Cada uno iría reafirmando aquellas convicciones del ’85, y ratificando el viejo diagnóstico que alertaba sobre las consecuencias destructivas del actual modelo de desarrollo no sustentable y depredador de los recursos naturales y de la vida. A su vez, todos expresaron la alegría por la lucha compartida y llamaron a seguir organizados, en la continua reflexión político ecológica, a potenciar el trabajo en red junto a la mayor cantidad y diversidad de organizaciones que luchan por un modelo de desarrollo sustentable y humanizado.

“La desesperación nuestra es que el Taller se perpetúe. Para nosotros un eje estratégico en los últimos años fue la formación y la capacitación. Con otras organizaciones de la cuenca hemos organizado lo que llamamos “cursos de campañistas”, que también es una forma de seguir renovando la participación”, expresó Elba Stancich.

“Se ha ganado mucho con que el tema ambiental esté en boca de todos y que mucha gente plantee preocupaciones al respecto, creo que el desafío a futuro es traducir esa preocupación en cambios concretos, en los hábitos de consumo, en la gestión de residuos, en el uso de la energía (conductores solares). La iniciativa de que se instalen otras formas de producción agroecológica en el cordón y en las ciudades, todo apunta a generar iniciativas sustentables que puedan ir reemplazando este modelo actual que sin dudas no es vivible”, dijo Mirko Moscat.

“En estos años básicamente hemos aprendido que estos espacios se construyen en conjunto y en la diversidad, con el movimiento campesino, grupos de mujeres, con grupos sindicales, estudiantes. De eso hemos aprendido, esa es la mejor manera de construir y de pensar en un futuro distinto. Y sabiendo que lo hacemos en este marco, donde cada uno va con sus cosas y que tiene que aceptar, aprender, con todas las otras miradas. Es un aprendizaje de todos los días y el más rico de todos”, opinó Pablo Bertinat.

Las palabras fueron circulando abiertamente en esta fiesta de cumpleaños. Distendidas, afectuosas y reflexivas. Entrelazadas con las esperanzas y dificultades concretas que hacen a la sostenibilidad de la organización (autogestionada y sin fines de lucro). Y en los hilos del relato colectivo supo reflejarse la sencillez del grupo, así como el valor puesto no sólo en las causas ambientales sino también en el respeto de las relaciones humanas.





"El ecologismo se socializó y politizó"


En el encuentro, el sociólogo Pablo Bergel reflexionó en torno a la politización y masificación de los temas ambientales:

“En estos últimos diez años el ecologismo se socializó y se politizó. De alguna manera fue expropiado también a los núcleos de formadores iniciales y fue siendo tomado por ciudadanos comunes, con toda la potencia que esto tiene y con las molestias que a veces causa. Con todo el potencial de poner el tema en el centro del sentido común, ciudadano, de modo que hoy no se los pueda ignorar.

Hoy un político no lo puede ignorar (por convicción u oportunismo) está condicionado por un consenso general del lugar que ocupa el ambiente, aún cuando este consenso sea difuso, sea impreciso o mal formulado.

Esto mismo pasó con el feminismo y el movimiento de mujeres, con el socialismo y el movimiento de trabajadores, cuando algo masifica, se politiza, se socializa, se multiplica en potencia, se coloca en el centro de la escena y no puede ser ignorado ni por propios ni por adversarios. Al mismo tiempo se banaliza pero eso es parte de lo positivo y lo negativo de los fenómenos de masificación.

Yo saludo que el tema ambiental nos haya sido arrebatado, de alguna manera, por señoras y señores que nunca supieron nada ni les interesó nada, y que de pronto se vieron afectados por eso que ellos llaman un tema ambiental.

Celebro que centenares y miles de personas hoy se movilicen por eso que ellos llaman problemática ambiental, se digan ambientalistas, ecologistas... no importa. Las mujeres le arrebataron el feminismo a las feministas y eso está muy bueno. El socialismo se hizo más importante y más fuerte en el mundo cuando el movimiento obrero se lo arrancaron a los teóricos y a los grupos militantes.

Esto no quiere decir que los grupos militantes hayan perdido importancia, sin embargo, somos desafiados permanentemente a tener que mirar y hablar para y con, a acompañar a movimientos sociales que tienen su cultura, sus lenguajes, sus tiempos, sus formas, y que no son necesariamente de los grupos de activistas.

Este es un nuevo desafío y a la vez una inmensa oportunidad”, analizó Bergel.
 

Publicado el: 22/07/2010

Por Vivi Benito.
Categorías:
Medio Ambiente / Reportaje

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.