enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Jornada sobre la situación de la infancia
De la macroinstitución a la protección de derechos

El Foro de la Infancia Rosario convocó a una jornada debate acerca de los nuevos modos de alojar la infancia. El espacio sumó las miradas de las organizaciones que defienden los derechos de niñas y niños, el Estado y experiencias de instituciones de alojamiento. El disparador “a pensar juntos” fue la situación que tiempo atrás derivó en denuncias contra el Hogar del Huérfano, sobre vulneración de derechos de los niños allí alojados. Un cuestionamiento a las viejas lógicas del patronato que aún siguen vigentes en ciertas macroinstituciones de alojamiento. Allí estuvo enREDando.

En una intensa jornada de debate, organizaciones que trabajan por los derechos de las infancias en nuestra ciudad y zonas cercanas, pusieron sobre la mesa, diferentes miradas sobre una compleja realidad social que requiere de respuestas urgentes. “Los nuevos modos de alojar la infancia, de la macroinstitución a la protección de derechos” fue el eje de discusión que sumó la participación de las voces del Estado provincial, de las organizaciones sociales y de instituciones de alojamiento.

El Foro de la Infancia Rosario, que reúne a organizaciones de la ciudad, fue quien llevó adelante, junto al Espacio por la Niñéz, la convocatoria a este espacio que se realizó el 27 de septiembre en la Isla de los Inventos. Tres paneles confluyeron en idas y vueltas de ideas, situaciones, pensamientos y realidades sumamente complejas y críticas. En el primero, “la responsabilidad de alojar” le tocó al Estado. Y en esta ocasión, participaron de la mesa la Dra. Marisa Graham, Directora Nacional de Promoción y Protección Integral, la Lic. Marcela D’Angelo, de la Subsecretaría de los Derechos de la Niñez, Adolescencia y Familia de Santa Fe y la Psic. Mónica Varetto, Directora Provincial de Promoción de los Derechos para la Niñez, Adolescencia y Familia de la provincia.

El eje transversal de toda la jornada fue, fundamentalmente, el de pensar nuevas estrategias que superen la lógica de la antigua Ley de Patronato que aún, a pesar de contar con la Ley 26.061 donde los niños son considerados sujetos de Derecho, persiste en ciertas instituciones que gozan de un inmenso poder estructural, como el Hogar del Huérfano.

En relación a esto, enREDando dialogó brevemente con la Psic. Mónica Varetto para conocer la versión oficial acerca de la situación actual de esta histórica institución, gobernada por las Damas de Beneficencia. “Se conformó una comisión de acompañamiento a partir de denuncias que recibe la Dirección Provincial de un grupo de profesionales del Hogar, denuncias de vulneración de derechos. A partir de ello, se tomó la decisión desde la Dirección de Niñez de armar una comisión que coordine las acciones en el hogar y que esté conformada por distintos actores: justicia, ongs, del Consejo Municipal de infancia, de educación, de seguridad. Esta comisión comienza a trabajar y se designan dos profesionales psicólogas para que hagan una tarea de análisis institucional y a esto se están abocando con una serie de entrevistas grupales e individuales. Esta etapa ya se cumplió. En el corto plazo se espera un informe y a partir de ahí, se busca una estrategia de trabajar con cuestiones que aparecen como es el ingreso de tanta gente que quiere hacer un trabajo voluntario, y un trabajo más fuerte entre los profesionales y los preceptores. La Comisión del Hogar también ha cambiado su postura y su presidenta”.

Al mismo tiempo, Varetto fue consultada acerca de este pasaje entre la macroinstitución y la protección de derechos. ¿Qué responsabilidades tiene el Estado? “El eje principal es la protección de derechos. Y en ese recorrido nos encontramos con macroinstituciones, con pabellones y con lógicas de encierro. ¿Cómo se hace? Con la construcción participativa de espacios chicos de debates y análisis de las prácticas", explica Varetto.

Frente a esto, el intenso reclamo de las organizaciones sigue siendo el cierre del Instituto de Rehabilitación para el Adolescente. “El IRAR sin duda es una institución de encierro que también está trabajando en el cambio de una lógica, en ese sentido el IRAR está haciendo su trabajando de generar espacios que tengan que ver con el arte, la educación, lo social”, apunta la Directora Provincial de Promoción de los Derechos de la Niñez. Sin embargo, las denuncias persisten y el encierro para los chicos mayores de 16 años sigue constituyendo una violación a los derechos de la infancia.

Marcela Lapenna, coordinadora de la Asociación CHICOS, integrante del Foro Rosario, dialogó con enREDando. “El tema de la jornada tiene que ver con pensar los nuevos modos de alojar la infancia, disparado por las situaciones de lo que hace falta y es urgente crear. Es incentivado con la situación del Hogar del Huérfano que nos puso a pensar mucho sobre el estado de las instituciones de alojamiento."

Lo sucedido en el Hogar del Huérfano, denuncias de violaciones a los derechos de los niños y maltratos, fue un disparador de alarma para cuestionar estas macroinstituciones, históricas en muchos casos. “Hay algunas instituciones con las que a veces ideológicamente uno puede coincidir más y que en muchos casos son instituciones del Estado, como el Hogar de Varones de Granadero Baigorria y el Hogar Astengo de Alvear, que son dos instituciones que tienen un buen modo de pensarse pero con muchos déficits en la infraestructura y los recursos. Y otras instituciones como las del Hogar de Huérfano, donde hubo denuncias de conocimiento público, por un lado, situaciones de un supuesto abuso, y por otro, situaciones de maltrato y de negligencia de parte de los empleados para con niños alojados en el Hogar. Nos parece que como militantes del campo de la infancia, nos merecemos generar estas instancias, generar intercambios y producir, por un lado conocimiento, y por otro lado, herramientas para incidir y trabajar concretamente con los niños que tienen que estar en instituciones de alojamiento.”

La pregunta decanta por sí misma. ¿Cuáles son esos modos para pensar nuevas formas de alojar a los chicos? O de otra forma, ¿cómo desterrar ciertas lógicas que sostienen instituciones como las del Hogar del Huérfano? Para Marcela, “no es época de acercarse a la infancia con los viejos esquemas. Necesitamos profesionalizar la atención a la infancia, el contexto en el que se dan las situaciones de vulneración de derechos de los niños es muy complejo y no alcanza con las soluciones tradicionales y simples. Es necesario que seamos muchos los actores de diferentes sectores los que podamos empezar a pensar”. Además, agrega: “Todos tenemos la posibilidad de opinar y tenemos que buscar entre todos la posibilidad de incidir para garantizar los derechos de los niños que sobretodo, están privados de los cuidados parentales”.

En este sentido, las organizaciones sociales, como siempre lo hemos dicho, cumplen un rol esencial. “Quienes conformamos el Foro de Infancia vamos recogiendo nuevos modos donde el cuidado de las niñas y niños es el eje y creo que lo que podemos hacer es transmitir y contagiar este sentido a otras prácticas. Si logramos encontrar los modos de alojar a los niños tenemos que ser generosos y encontrar los modos de transmitirlo a otros y contagiarlos y pensar juntos cuáles son los mejores dispositivos”.

El debate tuvo como principal objetivo, “generar la mayor cantidad de miradas posibles sobre la infancia. Y reflejarlo en experiencias concretas que están siendo llevadas a cabo. Y darle un espacio a los funcionarios para que puedan hacer saber cuál es el sustento que están sosteniendo las políticas públicas de la infancia.”

En la jornada, trabajadores del Estado plantearon una situación crítica en cuanto a las condiciones de trabajo por las que atraviesan. Frente a los cuestionamientos no hubo demasiadas respuestas por parte de las funcionarias. Más allá de esto, Marcela Lappena sostiene que es importante no situar al Estado como “algo malo” y a las organizaciones “como buenas”. De hecho, el Hogar del Huérfano es una organización de la sociedad civil. Lo que se debe intentar, dice Marcela, “es poder recuperar prácticas y lógicas de redes que puedan interactuar. Y la idea es crear lazos y vínculos que permitan abrazar mejor a los niños”.

Experiencias de alojamiento

El último panel de la jornada nombrado “La decisión de alojar: una construcción posible” contó con la presentación de tres experiencias de alojamiento de la infancia: el Hogar de Varones de Granadero Baigorria, el Hogar Colonia Enrique Astengo de Alvear, y los acompañantes juveniles del IRAR. Referentes de estos tres espacios describieron modos en los alojan y reflexionaron sobre la institucionalización y desinstitucionalización de niños/as y jóvenes.

El Hogar de Varones de Baigorria tiene capacidad para 60 chicos, sin embargo hoy aloja solo a 12. “Alojar un niño implica hacerse cargo de él, y de todo lo que él necesita” señaló Mariana Reyes, directora de la institución. “Son niños que mantiene vínculos deteriorados con los adultos. Alojar un chico es ofrecerle un lugar de pertenencia, de pensar cómo se produce esto y no dónde. Tratamos de que suceda de otro modo. A veces nos ven como selectivos pero lo pensamos así” definió.

Reyes manifestó algunas preocupaciones respecto de la nueva Ley Integral de Infancia, ya que hay concepciones que permanecen confusas, por ejemplo las medidas excepcionales, que definen el modo en que el Estado se hace cargo de garantizar los derechos de los niños. “Quisiera que se cumpla la ley y que no tengamos que hablar de “medidas excepcionales”. Para cerrar eligió una frase del Foro de la Infancia “La infancia es una decisión política”, ni más ni menos.

Desde el Hogar Colonia Astengo, Mariana Iraola Goitía compartió la lectura de un documento que señala el posicionamiento del Hogar y en el que recorren distintas estrategias que la institución aborda para concretar la tarea de alojar. Entre las principales afirmaciones, desde el Hogar proponen “crear condiciones de alojamiento para cada situación en particular, permitiendo que la subjetividad devenga, concepto tomado de Liliana Baños”.

El documento profundizó en tensiones y contradicciones en el campo, de la mano de concepciones como las de cronificar o minorizar, neologismos que proponen acciones al menos paradojales. “¿Qué es lo que minoriza? ¿las instituciones o las políticas que las regulan?” preguntó Mariana. “Hechas las preguntas, hechas las contradicciones” culminó.

Cerró el panel el grupo de Acompañantes Juveniles del IRAR, un colectivo de 17 jóvenes que hace dos años ingresó a la institución en el marco de un proyecto de cierre progresivo. Compartieron un escrito que titularon “Desamurallar para que el Otro ingrese” que puede consultarse en internet.

Su reflexión partió de la pregunta “¿cómo instalar un vínculo humano en una situación que es degradante de la condición humana?”. El grupo expuso estadísticas que grafican con contundencia lo degradante de esta situación. Los números muestran que la mayoría de los chicos proceden de la periferia, que no terminaron la escuela, que sus familias se caracterizan por la falta de uno o de los dos padres porque están muertos o porque están presos; muchos tienen hermanos presos o muertos violentamente, muchos ya tienen hijos y casi todos consumen drogas. “Estas cifras muestran que los jóvenes con los cuales compartimos la cotidianeidad provienen de contextos que distan de ser los que teóricamente define el derecho penal al invocar una definición de “ciudadanía” previa para una posible rehabilitación o recuperación del preso” leyeron.

También aludieron a su situación laboral. De los 17, 16 están en negro. “Vemos que nuestra precariedad laboral contrasta con esa consistencia que debemos donar a los jóvenes”. “Pensamos en el concepto y la práctica del “desamurallar” como romper la lógica “adentro-afuera”. Afuera también están encerrados (alojados) en conceptos, estigmatizaciones, desempleo, analfabetismo funcional, villas, ranchos, discriminación, etc., etc.”

El encuentro culminó en debate. Los ejes principales fueron la relación entre la actual Ley con la del Patronato, más reactiva que de ruptura, señalaron desde los Hogares. Por último un tema que compartieron las distintas experiencias fueron los modos en que los chicos ingresan y los modos en que egresan de las instituciones. Cómo se decide, quién lo decide, cuándo. En este sentido los referentes hicieron énfasis en la importancia del trabajo en red, entre el Estado, las organizaciones territoriales, las familias y los propios chicos.



 

Publicado el: 30/09/2010


Categorías:
Infancia / Adolescencia / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
    02 Oct 2010 20:34   foro de infancias
Buen reflejo
 
    21 Oct 2010 00:06   xdqoarop
rQumPgDeBCVr
 
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.