enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Centro Cultural Gomecito
Linda locura

En la primavera de 2009, una antigua edificación ubicada en San Lorenzo casi Richieri, emergía entre los grises. Desde los colores, un mural colectivo invitaba al barrio a conocer un espacio abierto a la expresión y a la posibilidad. Allí, gran cantidad de usuarios de salud mental realizan la revista Renacimiento 22, cortos audiovisuales y el programa de radio Tardes Nuestras. También tienen voz y voto en las asambleas. Una imagen de cómo los espacios culturales logran acompañar positivamente los procesos de externación.

Varios monigotes, mariposas y soles flotan sobre la pared, entre medio de líneas de punto blancas. Son dibujos simples, soles desflecados y mariposas con alas enormes, como los que hacen los chicos. En cada figura del mural sobresale la creatividad en estado puro, y late un deseo de libertad.

“Toda la producción cultural del hospital está congregada en este lugar. El objetivo es la producción cultural. La instancia colectiva también apuesta a brindar voz a los usuarios sobre la política institucional”, nos cuenta José María Alberdi, integrante del Centro Cultural Gomecito, que funciona en el marco del Centro Regional de Salud Mental Agudo Ávila (Suipacha).

“Este lugar, fundado así, nos da un marco para empezar a tener otro intercambio con la comunidad, esa es la idea desde hace años, que haya un espacio vinculado a la cultura y al tratamiento de las personas con padecimientos subjetivos”, agrega Marcia Reitich, integrante del mismo equipo.

Precisamente la idea fuerza del proyecto, que ya tiene forma y contenido, es sumar esta usina cultural al conjunto de centros culturales existentes en la ciudad de Rosario, poder intercambiar con ellos y ofrecer una oferta artístico cultural con identidad propia. En el Suipacha, cada fin de año ya es un clásico la presentación pública de las producciones teatrales y radiales, con corte de calle y baile incluidos. Ahora la apuesta es amplificar esas expresiones, y potenciarlas.

En el barrio, una de las primeras cartas de presentación de Gomecito es el mural de figuras simples que resplandece desde la vereda par de San Lorenzo al 2900, y que fue construido en una de las tantas actividades colectivas que allí se desarrollan.

De lunes a viernes los pacientes tienen la posibilidad de participar de una multiplicidad de talleres: Construcción y reciclado; Escenografía y vestuario; Obrajes; Expresión con el sonido y el movimiento; Deportes y Plástica. A su vez pueden integrarse a la Asamblea de Usuarios; a la producción de la revista Renacimiento 22; al espacio audiovisual “Aguditos en Sintonía”; o al programa Tardes Nuestras, que ya lleva cinco años dentro de la programación de Aire Libre, Radio Comunitaria (se emite todos los miércoles de 14 a 16. FM 91.3).

En cada uno de esos espacios creativos, los monigotes soles y mariposas cobran vida a partir del aprendizaje compartido, en el marco del tratamiento terapéutico. “Con la aparición del Centro Cultural se le da otra importancia a los espacios teatrales y musicales porque hay un medio más propicio para presentarlo, está el escenario definido. Antes tenía más lugar lo artesanal porque era lo más fácil de sostener a partir de convenios para el intercambio”, explica Julieta Morandi, invitando a visitar el blog de Aguditos en Sintonía, donde están subidas las producciones audiovisuales, que este año por primera vez fueron presentadas en el Festival Latinoamericano de Video.

Los coordinadores de Gomecito coinciden en que el espacio físico para el desarrollo de las actividades “se fue conquistando” con el tiempo y a fuerza de trabajo. Lejos están hoy de aquel momento en que muchos talleres funcionaban en el comedor o entre los pabellones, situación que dispersaba los esfuerzos y hacía más fluctuante el trabajo cotidiano.

Otra de las instancias significativas dentro del activo protagonismo de los pacientes, es su participación en el Congreso Internacional de Salud Mental y Derechos Humanos, que desde 2001 es organizado por la Universidad Popular de las Madres de Plaza de Mayo en Buenos Aires. El noveno Congreso tendrá lugar entre el 18 al 22 de noviembre, y el grupo de usuarios ya está preparándose para mostrar sus producciones colectivas en el encuentro internacional. Aún están buscando apoyos económicos para poder viajar, y desde ya aceptan la colaboración de quienes les puedan dar una mano.

Gomecito
Parte de la amplitud en la búsqueda de la diversidad expresiva puede leerse también en el nombre de la institución cultural, fueron los mismos usuarios quienes eligieron bautizarla “Gomecito”, en reconocimiento y homenaje a un paciente, “un amigo entrañable”, que desde muy chico, y durante la mayor parte de su vida, vivió en el Suipacha.

Allí quedará su nombre, como una paradoja de las lógicas de desinstitucionalización, que desde hace más de diez años intentan revertir los paradigmas de abordaje de la salud mental. A propósito, ¿Cuáles son hoy las principales dificultades dentro de los procesos de externación?

“Una de las cuestiones que más peso tiene es que no hay muchas lógicas sustitutivas al manicomio, y si uno piensa que hay alguien que tiene muchas dificultades de permanecer en el lazo social, necesita de estos dispositivos. No es un buena suerte y hasta luego. Es difícil que las instancias de la comunidad y de la cultura por sí solas puedan acompañar estas dificultades. Los dispositivos de lógicas sustitutivas reclaman que haya vínculos y lugares, una oferta. Se necesita mucho acompañamiento cotidiano, y no hay mucha gente que lo esté haciendo”, opina Julieta Morandi.

“Parte de las cuestiones sobre las que reclamamos y presentamos proyectos es para que se lleven adelante algunas de las medidas más progresistas de la reglamentación de la ley de Salud Mental, que están vigentes de forma muy precarizada. Por ejemplo, las viviendas, hay que instalar la importancia que tienen las viviendas asistidas para que sea realmente una política de Estado concreta. Las existentes están en condiciones precarizadas, con inestabilidad. Es necesario crear instituciones comunitarias de Salud Mental, no psiquiátricas de la vieja escuela, sino es muy limitado todo esto”, considera José María Alberdi.

Mientras tanto, afuera, sobre el mural flotan los monigotes, mariposas y soles, esperando la hora de los talleres artísticos para seguir siendo despertados con la música y el movimiento.

Contactos:

Mail: culturacrsm@hotmail.com




Mural que abre paso al Centro Cultural, en San Lorenzo al 2900.
 

Publicado el: 27/10/2010

Por Vivi Benito.
Categorías:
Buenas Prácticas / Reportaje

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
    10 Nov 2010 09:50   Maria Pecile
Murales
 
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.