enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Día Internacional por la no violencia contra la Mujer
Rosario se vistió de violeta

En conmemoración del 25 de noviembre, Rosario se vistió de violeta. Banderas de organizaciones sociales y políticas se unieron en una única voz, con un reclamo incesante: ¡Basta de violencia a las mujeres! Caminando y exponiéndose, agrupaciones como Mujeres en ATE, Las Juanas, Pan y Rosas, y movimientos político estudiantiles marcharon hasta la Plaza Pringles. Ahí leyeron el manifiesto en repudio a este flagelo social, que parece acrecentarse día a día. enREDando se sumó a la lucha para decir basta.

El 25 de noviembre de 1999, Naciones Unidas ratificó esta fecha para conmemorar el Día Internacional contra la violencia hacia la mujer. Las organizaciones de lucha lo utilizan para doblar sus reclamos, para recordar las injusticias, para volver a insistir en lo que aún queda por hacer.

Cerca de dos cuadras de manifestantes se podían vislumbrar en el centro de Rosario. Llevaban a cuestas sus banderas, con inscripciones que tenían mensajes como derecho al aborto libre; no más violencia contra las mujeres; libertad a Romina Tejerina, justicia y esclarecimiento en el asesinato de Silvia Suppo y justicia por Elsa, la militante del Partido Obrero que fue herida gravemente en los enfrentamientos entre patotas sindicales y que aún se encuentra internada.

Porque la violencia es un tema que llega desde todos los puntos. No se puede distinguir ni razas, ni edades, ni clases sociales. Tampoco se escapan los trabajos, los puestos políticos, ni los estudios. Sobrepasa todos los límites para instalarse en un solo objetivo: la diferencia de género.

Algunos de estos datos son los que arrojaba el manifiesto leído para todas las compañeras participantes, que se congregaron en la Plaza para demostrar su lucha. También se recordó que un total de 125 mujeres y niñas han sido asesinadas hasta junio de este año. Incrementándose en un 40% a los números indicados en igual período del año anterior. Cifra que deja aún más abierta la herida para seguir reclamando. Sin dejar pasar el hecho de que Santa Fe está segunda en la lista de provincias que encabezan la lista con desapariciones y violencia hacia las mujeres.

La experiencia en carne propia
Liliana Leyes es una ferviente militante de ATE. Ella, como muchas otras compañeras, llevan años reclamando en las calles, en los congresos, en los encuentros, en las reuniones; el simple derecho de una realidad mejor. “Nosotras contenemos a las compañeras, les damos apoyo, pero después hay cosas que no dependen de nosotras. Hay fallas de presupuesto y de estructuras”, nos cuenta.

“Los casos que se reportan son interminables, si bien hay como un temor a denunciar estas situaciones, son muchas las mujeres que se animan a decirlo, pero sin embargo, pese a los avances en cuanto a la temática, no reciben la ayuda necesaria para poder solucionar el problema”, agrega Liliana.

El grupo de mujeres de ATE trabaja para hacer cumplir y para reivindicar los derechos de las mujeres. Tras varios años de un intenso trabajo consiguieron que muchas compañeras se acerquen, que se animen a denunciar, a decir. A su vez son las indicadas de señalar que el 70 por ciento de las precarizadas laborales son mujeres. Y la situación se da en todos los ámbitos municipales, provinciales y nacionales.

En esta marcha, ATE hizo una muestra de fotos para que a través de las imágenes se pueda tomar conciencia de las situaciones que se viven específicamente en el sector de la Salud. “Las compañeras trabajan en situaciones malas, sin los insumos necesarios, los salarios son cada vez más bajos”, cuenta Liliana mientras a su vez recuerda un caso de asesinato, de violencia de género, en una de sus compañeras de un comedor.

Las militantes de esta organización hacen además un acompañamiento que es continuo, en todos los casos que se presentan. Realizando marchas, buscando abogados, acompañando en las declaraciones en los juicios que se siguen en Rosario por los crímenes cometidos durante la última dictadura militar. Y así, miles de acciones más. Incansables.

El porqué de este día
El 25 de noviembre fue propuesto en el Primer Encuentro Feminista de Latinoamérica y el Caribe, realizado en Bogotá en 1981, en conmemoración a las hermanas Mirabal. Las tres mujeres, militantes políticas, fueron asesinadas en República Dominicana por el Gobierno de Trujillo, en el año 1960.

En el año 1993, las Naciones Unidas aprobó la declaración para la eliminación de la violencia contra las mujeres. Mientras que en 1999 se designó finalmente el Día Internacional y se invitó a todos los gobiernos y a las organizaciones gubernamentales y no gubernamentales, a realizar actividades para concientizar sobre esta problemática mundial.

Si bien hoy en día se reconocen muchos avances en cuanto a las políticas implementadas tanto a nivel municipal como a nivel provincial, también se debe destacar que son insuficientes.

No hay lugares físicos para alojar a las mujeres que deciden irse de sus hogares cansadas del maltrato, que por lo general vienen con sus hijos; las comisarías dedicadas especialmente a tratar los casos no dan la atención necesaria; muchas veces no se encuentran a los jueces; las dependencias no tienen gente capacitada para poder asistir a las víctimas.

Los abortos clandestinos, la falta de entrega de anticonceptivos en los centros de salud, la pobreza, la precarización laboral, las desigualdades y la violencia en los puestos de trabajo, los insultos, las degradaciones psicológicas, la violencia familiar, las redes de tratas, las violaciones, son algunas de las formas en que se ejerce la violencia hacia las mujeres.

En nuestro país los medios se ocuparon de hacer públicos varios casos en los que el atacante quema viva a la víctima. Un hecho que parece ponerse de moda en las situaciones de violencia actuales. Algunos terminaron en el final previsible, como es el caso de Wanda Taddei, esposa del ex baterista de Callejeros. Como éste, hay muchos otros casos que fueron públicos, pero quedaron en el olvido de la opinión pública.

Esta marcha no dejó de lado la cantidad de mujeres y niñas víctimas de la trata de personas; que son violadas y desarraigadas. Que son maltratadas y desaparecidas. Que son despojadas de todo derecho, algunos tan simples y básicos como la identidad y la libertad.

Es por eso que este día, 25 de noviembre, se acentúa mucho más el reclamo. Los grupos militantes, vuelven a pedir incansablemente por la libertad de Romina Tejerina, la joven jujeña que está presa por haber herido de muerte a su hijo recién nacido, fruto de una violación de su propio vecino.

Luego de una caminata ardua, entre gritos, aplausos y algunos entredichos, Liliana me cuenta de la realidad de las trabajadoras, de sus compañeras. Quienes están en negro, aún trabajando para el Estado, que estando embarazadas van a ser dejadas de lado porque se les termina el contrato. Eso también es violencia.

Entre los rostros de distintas edades que se van acercando a la Plaza, se observan los diferentes reclamos. A los organismos, al Estado, a la propia sociedad. Jóvenes, niños, madres, abuelas. Todas con el fin de pedir por un aborto seguro, libre y gratuito. Sin olvidarse del reclamo por el esclarecimiento del crimen de Mariano Ferreyra, y del avance en el caso Silvia Suppo, la testigo declarante en los juicios de la dictadura que fue asesinada hace algunos meses en Rafaela.

Y de esta forma se van uniendo las voces, con los reclamos incansables de justicia, de igualdad de derechos, del fin de la violencia sólo por ser de distinto sexo. Basta de maltratos, basta de muertes, basta de víctimas, basta de violaciones, basta de maltratos psicológicos, basta de quemadas, basta de chicas violadas declaradas culpables de su propia desgracia.

Una vez más las mujeres reiteramos nuestro reclamo. Y lo gritamos sin miedo, sin tabú: ¡Basta de violencia hacia las mujeres! Hoy más que nunca hagámonos escuchar y levantemos la bandera de lucha.



 

Publicado el: 26/11/2010

Por Estefanía Gimenez.
Categorías:
Género / Noticia

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.