enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Presentación de “La Batalla de la Comunicación"
La madre de todas las batallas

Luis Lazzaro presentó en Rosario su libro “La Batalla de la Comunicación. De los tanques mediáticos a la ciudadanía de la información”. En él analiza los procesos de conformación de los monopolios mediáticos locales e internacionales y recorre el camino que llevó a la sanción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual en nuestro país. Acompañaron a Lazzaro en la presentación Norma López, Eduardo Seminara y Edgardo Carmona, con quienes compartió y comparte militancia y trabajo. Allí estuvo enREDando.

Luis Lázzaro además de ser el coordinador general de la Autoridad Federal de Servicios de Comunicación Audiovisual –AFSCA, es un histórico militante por el derecho a la comunicación, desde su participación en organizaciones sindicales hasta su tarea en la gestión de diferentes entidades regulatorias de la comunicación. Podría tal vez afirmarse que Luis Lazzaro participó de todas las etapas que se sucedieron en la concreción de la actual Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual.

Acompañado por Norma Lopez, periodista y concejal por el Frente para la Victoria, Eduardo Seminara, vicerrector de la UNR e integrante del Directorio de AFSCA y Edgardo Carmona, secretario general del Sindicato de Prensa de Rosario y a juzgar por las emotivas palabras que le dedicó, compañero entrañable, el pasado martes 3 de mayo Lazzaro presento su libro en Homo Sapiens.
        
“La Batalla de la Comunicación” organiza en cuatro partes la descripción y el análisis de la conformación de un nuevo orden social y económico que cuenta a los medios de comunicación y sus dispositivos tecnológicos en permanente innovación como brazo armado en la lucha por sostener modelos de exclusión social, económica y política. “Los mecanismos”, “los sentidos”, “del abismo al monopolio” y “política, acción social y cambio” son los títulos que Lazzaro organizó para hilvanar esta descripción.

“El libro en principio ofrece una buena excusa para juntarse y hablar de cosas que nos interesan y nos unen” definió Lazzaro en algún momento de la presentación. Y así fue. El panel que lo acompña{o hizo honor a la consigna. Norma Lopez, la primera en tomar la palabra, destacó la rigurosidad y valor histórico del libro. Destacó los últimos capítulos en los que se detalla el proceso de sanción de la Ley 26.522. Desde su tarea junto a Agustín Rossi, Norma compartió numerosos encuentros con Lazzaro en el Congreso mientras la ley recorría ese ámbito. “Luis tuvo un rol fundamental como nexo de los diferentes actores involucrados en el camino del proyecto de Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual: la Presidenta, el Congreso, el bloque oficialista y la Coalición autora de los 21 puntos que fueron el fundamento inicial de la Ley”. “Pocos pueden sostener la acción con la convicción. Por eso tenemos que respetar y cuidar a Luis” señaló. En cuanto al momento actual, Norma subrayó que aún queda pendiente el desafío por una nueva producción de contenidos y el derecho al acceso a la información.

A su turno, Eduardo Seminara destacó que “el libro tiene la meditación de 15 años de trabajo en la investigación del complejo mediático argentino e internacional, tiene la experiencia de haber vivenciado la lucha por la construcción de un nuevo sistema y tiene la tranquilidad y la reflexión propia de una persona que más allá de los avatares y de los triunfos de este proceso de construcción de un consenso, supo tomar distancia para escribir el primer libro que cuenta las transformaciones y la  concentración mediática de Argentina, quizás uno de los modelos más duros y complejos”. Seminara destacó que este modelo de complejo mediático que describe Lazzaro culmina con la sanción de la Ley 26.322, que devuelve la posibilidad de contar con tres modos de propiedad de los medios: del Estado, del sector privado y del tercer sector.  “Creo que hay que ser muy claros en esto. En primer lugar, los medios son actores políticos y los actores políticos tienen derecho a tener medios. Los privados tienen derecho a buscar el lucro con buenas artes haciendo explotación de los medios de comunicación, generando fuentes de trabajo, contenidos innovadores y fundamentalmente un pensamiento crítico y democrático que la anterior ley no nos garantizaba. Y en tercer lugar las organizaciones del tercer sector, las mutuales, las cooperativas, todos tienen derecho a participar de la adjudicación de las licencias. Un párrafo aparte merecen el sistema educativo, los pueblos originarios y las universidades a quienes se les concederá la autorización y la posibilidad de tener radios de frecuencia modulada y canales de televisión”. El vicerrector de la UNR recordó que Santa Fe está en mora “ya que el proyecto de una television y radios estatales están detenidos en la legislatura provincial”.

"El libro da cuenta del cambio tecnológico actual en el que se mezcla la innovación con fuertes intereses de las grandes corporaciones. La televisión digital rompe negocios impulsados por los grupos monopólicos para conformar un sistema en el que todos tengan acceso a una televisión gratuita y de calidad" mencionó Seminara. Destaco también el desafío que supone la producción de nuevos sentidos y señaló como asignatura pendiente a la construcción de nuevos medios, de calidad y con mayor diversidad. "Esto implica sin dudas nuevas confrontaciones. Como país debemos bregar porque cada vez haya un piso más alto de consumos culturales libres y gratuitos para todos los ciudadanos. Eso no es obligación del capital privado, es obligación del estado nacional garantizarlas. En ese camino estamos yendo pero las batallas que faltan deberán encontrarnos a todos juntos, porque si no es con la unidad no se va a poder implementar la ley de la manera que debe ser”, auguró.

Para Edgardo Carmona el libro debería ser obligatorio en las carreras de comunicación universitarias y en las escuelas de periodismo. “Creo que Luis logra una síntesis brillante, arrancando en el momento en que desde los centros de poder se comienza a visualizar a la comunicación y las nuevas tecnologías como un nuevo paradigma de la dominación y de la creación de un nuevo imperio, y cómo esa tendencia va a aterrizando en Argentina y se concreta en la alianza de los poderes económicos y los medios de comunicación. Como desde el poder político "Menem lo hizo" con bastante habilidad, hasta terminar con el mapa que tenemos hoy, donde dos o tres grupos económicos deciden lo que vemos, lo que sabemos, lo que pensamos”.

“Luis es un compañero que conocí en la militancia sindical, y más allá que se ponga saco y corbata y esté en algún escritorio como funcionario, sigue siendo un dirigente sindical de pura cepa, de una madera noble y un gran luchador por la comunicación, por la pluralidad y por los derechos de los trabajadores” definió Carmona. De esa militancia compartida Carmona destaca dos momentos trascendentes vividamente descriptos en el libro. El 1ro. de abril de 2008, cuando “en una Plaza de Mayo colmada por organizaciones sociales y militantes la la Presidenta denunció la emergencia de generales multimediáticos que venían a reemplazar las viejas componendas en los cuarteles”. Cita textual Carmona: “en estos días he visto el rostro de una pasado que pareciera querer volver. Un 24 de febrero de 1976 también hubo un lock out patronal por parte de las mismas organizaciones que se jactan de llevar adelante el desabastecimiento. Un mes después sucedía el golpe más terrible para los argentinos. Esta vez no han venido con tanques. Han sido acompañados por generales mutlimediáticos que han hecho lock out a la información cambiando y tergiversando". "Creo que Luis ese día comenzó a escribir este libro” asumió Carmona. La otra fecha es el 27 de marzo de 2009, presentación del proyecto de ley en el Teatro Argentino de La Plata. "La presidenta con mucho valor los tomó como propios los 21 puntos construidos en una experiencia única en el país en la elaboración de una ley, e impulsó un proyecto y lo sometió a asambleas populares por todo el país. Ese día este país comenzó a cambiar la historia”.

“Cuando con Luis nos encontramos recuperando la organización de trabajadores de prensa, después de la dictadura en el 83, hacíamos entonces unos afiches que decían 'No hay democracia si solo hablan los poderosos'. Pasaron muchísimos años para que la clase política se pusiera de pie, abandonara la pleitesía para figurar en páginas de editoriales y en canales del televisión favorecidos por entregar negocios espurios, y decididos a recuperar la soberanía de la palabra, el valor de la democracia, la horizontalidad, la pluralidad, dieron una batalla. La 'batalla por la comunicación' que Luis pinta como nadie. A partir de hoy si entre todos sabemos votar a quienes estén dispuestos a profundizar este modelo que logró que esta ley esté sancionada será imposible retornar al pasado. Las organizaciones populares y nosotros, los sindicatos, debemos tomar en nuestras manos la aplicación para que nunca más a este país le digan lo que tiene que ver, lo que tiene que escuchar y seamos nosotros los que contemos la historia”.

Finalmente habló el autor. “Esto ha sido parte de un proceso donde todos y cada uno, especialmente quienes me acompañan en la mesa han sido piezas fundamentales” y les dedico generosos elogios a cada uno. “Hablar de tanques mediáticos no es solo metáfora. La Presidenta de la Nación usó esa figura para dar cuenta de estos procesos donde hay una gendarmería de la opinión pública construida a partir de dispositivos concentrados que vino a reemplazar la función de disciplinamiento social y de pensamiento que en otras épocas ocuparon las dictadurza militares. Porque esta frase es dicha cuando los medios buscaban desgastar un proceso político y generar una situación destituyente. Sin esa denuncia de la presidenta y sin la movilización social en torno a la Coalición, difícilmente se hubiera podido resolver el desafío que planteaba esa amenaza al proceso democrático" detalló Lazzaro.

En el libro Lazzaro compara el proceso argentino con el ocurrido en otros países, entre ellos el de los Estados Unidos a partir de la relación entre la oficina de la Casa Blanca y el grupo Murdoch. “Es bueno que  entendamos que estos procesos que se dan en nuestro país y en América Latina también se vinculan con procesos globales que tienen que ver con procesos de acumulación analizados desde una mirada geopolítica de la comunicación. Es importante que podamos entender estos procesos porque vamos a tener mejores herramientas para resolver los problemas que tenemos que resolver y uno de esos problemas es recuperar autonomía y capacidad de generar dispositivos alternativos y la posibilidad de producir miradas y pensamiento propios".

En esta posiblidad de pensar de manera autónoma un modelo de país, un proyecto nacional, Luis delinea el lugar que ocupa la comunicación. "Creo que hemos aprendido que no hay posibilidad de avanzar en inclusión social, en crecimiento económico, en redistribución, en soberanía en lo político internacional, en derechos humanos, en dignidad para los trabajadores en la medida que no se modifique o se redistribuya ese poder de construcción de la realidad". Para Lazzaro “la ley no cierra sino que inaugura una etapa, tal vez la más difícil, que es convertir en realidad ese cambo social y cultural que hicimos juntos a partir de la movilización”. En ese sentido recuerda la gesta del 27 de agosto “cuando fuimos de Casa de Gobierno hasta el Congreso acompañando esa ley. No debe haber otra ley en la historia que haya sido transportada por una movilización popular hasta el Congreso nacional. Esto marca un gran sentido de pertenencia, que no era exclusividad de un sector y permitió que la ley tuviera una enorme transversalidad política. Y así también desarma otro de los mitos que quisieron estigmatizar durante este proceso que es la historia de la confrontación superestructural entre Magneto y Kirchner. Esto que se hizo colectivamente debe ser mantenido con este espíritu. Si bien que quienes tenemos mayor responsabilidad desde la gestión tenemos mayores obligaciones y compromisos, difícilmente vamos a poder llevarlos a cabo en la medida que no sigamos trabajando a partir de esta premisa que nos permitió llegar hasta acá”.

Para cerrar Luis señaló el desafío de crear nuevas agendas: “Creo que es mucho lo que hemos avanzado. Creo que hay una serie de nuevos discursos que han puesto en cuestionamiento el proceso y muestran cómo se construyen cosas que después son ofrecidas como sentido común. Creo que a partir de ahora el desafío es que nosotros podamos empezar a generar esas agendas. Resignificar el discurso del otro supone que sigamos estando pendientes de la agenda del otro. Tenemos que poder empezar a ejercer esa soberanía para poder construir con nuestras propias palabras, nuestros propios recursos, con nuestras voces, nuestras imágenes, la agenda propia que nos permita efectivamente decir que estamos conquistando la libertad de expresión”.



 

Publicado el: 14/05/2011


Categorías:
Redes y Nuevas Tecnologías / Noticia

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.