enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
7º Festival Nacional de Títeres
Animando el cordón industrial

Como desde hace siete años, durante los primeros días de mayo se realizó, de Baigorria a San Lorenzo, el 7º Festival Nacional de Títeres. Invitando a las escuelas y al público en general, el grupo Sotavento logró que miles de muñecos cobren vida y así poder llevar alegría y diversión, no sólo a los chicos. Los jóvenes también fueron parte de esta experiencia que colmó plazas, teatros y colegios. Este año 18 instituciones de la zona se sumaron a la propuesta. enREDando estuvo con una de sus organizadoras, quien nos contó todos los detalles.

Todo el cordón industrial de la provincia de Santa Fe se alista para la llegada de ellos. Los colores y los muñecos empiezan a copar las calles. La alegría y las caras ajenas, y muchas otras conocidas, comienzan a hacerse visible en cada una de las escuelas y de las plazas.

Es que tanto la gente de Baigorria, como la de San Lorenzo, la de Ibarlucea, Fray Luis Beltrán o la de Capitán Bermúdez, saben que se acerca el Festival Nacional de Títeres. Año tras año, no sólo los chicos esperan estos shows que tienen artistas profesionales, titiriteros de verdad.

Desde cada uno de los rincones de las localidades se empiezan a sentir los preparativos de esos muñecos gigantes que colectivamente van a exponer al final de la jornada. Cada chico, cada maestro, cada adolescente tiene una expectativa distinta. Es que los títeres generan eso y mucho más. enREDando abrió paso a la imaginación para poder crear y soñar.

Sus comienzos
María Celia Fernández es una de las que impulsó esto, junto a Carolina Fernández y Andrea Montoya. Asegura que surgió de la simple visita que van realizando los propios titiriteros a otros festivales y que muchos la alentaron para que este Festival Nacional tenga su sede en la provincia y en esas localidades. Lugares donde activamente las realizadoras trabajan día a día.

“Ser titiritera es mi profesión. Yo vivo de esto, trabajo de esto”, me explica Celia mientras compartimos un café. Me cuenta que al principio era ella quien viajaba y quien ayudaba a otros compañeros que hacían encuentros y festivales en distintas provincias y muchas veces en otros países. Pero un día alguien le dijo que tenía que organizar un festival acá, en la provincia, desde donde ella trabaja y se realiza a diario como titiritera.

Y así fue como comenzó a andar este camino, que al principio tenía muchas cosas por las que dudar, tales como organización, gestión y demás, pero que con el paso del tiempo fue fortaleciéndose y creciendo como una flor y llegó a cumplir sus siete años.

“Todos los titiriteros estamos interrelacionados en una red informal, y entre nosotros nos vamos acomodando para que los festivales tengan cierta continuidad y que los grupos puedan ir pasando de un festival a otro”, cuenta Celia refiriéndose a la definición del Festival.

También destaca que con este encuentro entre realizadores y público, se va generando una gran movida sobre todo en el cordón industrial. Principalmente en Baigorria y San Lorenzo. En esta última está el centro cultural donde otra de las organizadoras trabaja todos los días. “Es nuestro lugar natural, es donde uno desarrolla su trabajo y porque también nos interesa desarrollar nuestro trabajo ahí. Por eso elegimos este lugar”.

La devolución
Si bien uno espera que sean los chicos quienes disfruten de estos espectáculos, en esta zona, y con este festival, es todo el pueblo el que participa. “La respuesta de la gente es bárbara. Este año invitamos a las escuelas a ir a los teatros, hubo días que hicimos funciones para 400 o 500 chicos. Y después todos participan de la gran fiesta final que se realiza en la plaza principal, con ferias, demostraciones, ventas de muñecos, artesanías y demás”, cuenta Celia.

Con un trabajo que comienza apenas dos meses antes de la fecha de apertura, el grupo de unas cinco personas, que también recibe la ayuda de Melina Bruno de Poriajhú, comienza a recorrer las instituciones de todo el cordón: escuelas, centros de salud, municipalidades, teatros, e invitan a todos a participar. Llevan como consigna la puesta en marcha de cada grupo para comenzar a construir muñecos gigantes.

Este año fueron 18 las instituciones que se sumaron a la propuesta, lo que demuestra las ganas de la gente de participar en estas cosas. Celia cuenta que “había una cuadra de cola de muñecos gigantes. Fue increíble y muy emocionante. La gente tiene ganas de hacer cosas sin que las usen, sin que haya ninguna condición por detrás”.

¿Qué mundo queremos?
Bajo este lema se construyeron esta vez los protagonistas del Festival que pintaron de alegría las calles de Baigorria. “En realidad la pregunta es una idea. Porque cuando uno va y les dice te preguntan: ¿sobre qué tema? El tema es libre, pero por eso ponemos esta pregunta, ¿Qué mundo queremos?, para contextualizar y ayudar a los participantes con el trabajo”.

Y como todo lo que pasa a nuestro alrededor nos atraviesa, no es casualidad que en toda la zona del cordón industrial, muchos de los grupos hayan trabajado sobre la contaminación. “Esa es una problemática en nuestra zona. Muchos trabajaron sobre eso. Un grupo de Ibarlucea, que es un centro de alfabetización de adultos, se sumaron y trabajaron todo sobre material reciclado e hicieron un cuento que tenía que ver con esto de la basura”, agrega la entrevistada.

Además de la construcción del muñeco gigante, esto va acompañado de una presentación. Por lo que cada grupo hace una representación para los demás en el final del ciclo y muestra su realización. Algunos escriben cuentos, otros realizan historias, pero todos representan.

El Festival contó también con el dictado de distintos talleres, funciones de títeres en escuelas y teatros, y una peña. Uno de los ejemplos fue el de una chica que vino de Neuquén y trajo un taller titulado “Cine a mano”. “Sobre un retroproyector, la artista pone arena y va realizando figuras, como una pintura efímera, y va trabajando sobre el retroproyector. Es una propuesta muy interesante, sobre todo para los jóvenes”.

El domingo culminó todo con la gran feria en la plaza, donde había productores de Poriajhú, artesanos que hacen títeres, muñecos y juguetes. También espectáculos y música en vivo, con la presencia del grupo de “Artes circulares”. “La gente va caminando y se va encontrando con marionetistas, con malabaristas, chicas que hacían telas. Los espectáculos de la plaza eran protagonizados por titiriteros de Rosario”.

Córdoba, Neuquén, Buenos Aires, Bolivia y Perú. Son los lugares desde donde llegaron los distintos grupos de titiriteros que realizaron las funciones en los teatros y escuelas de Baigorria y San Lorenzo.

Con la idea de democratizar el arte y la forma de relacionarse, este grupo va andando el camino de la representación con muñecos. “Lo que nosotros buscamos con este Festival es que estos espectáculos lleguen a los lugares más alejados, a los más carenciados, con menos posibilidades, donde no están acostumbrados a ir a ver espectáculos ni shows. Entonces al trabajar en escuelas lo ven todos”, explica la organizadora.

Esta modalidad incluye también el trabajo conjunto con los docentes. Desde talleres y capacitaciones específicas para ellos, hasta reuniones donde se plantean formas de trabajo y de quehaceres para esos días en los que se realiza el festival. Cuenta Celia que “estamos muy en contacto con los maestros porque ellos son el vínculo entre nosotros y los chicos”.

Por esto, todo el cordón industrial ya está nuevamente preparándose, aunque todavía falte todo un año. Pero las mentes de los chicos, y de los más grandes, empiezan a pensar qué realizar para el próximo Festival Nacional de Títeres.

Un momento donde confluye no sólo la alegría y la creación, sino las ganas de muchos de volver a ser niños por un rato, unos días, y de esta forma sorprenderse con esas manos que hacen revivir un mundo de muñecos.



 

Publicado el: 30/05/2011

Por Estefanía Gimenez.
Categorías:
Redes y Organizaciones Sociales / Reportaje

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
    05 Mar 2012 10:32   Norma Perez
Leer con cuidado
 
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.