enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Campaña provincial
Por el tratamiento de la ley de agrotóxicos

Con la presencia del titular del Centro de Protección a la Naturaleza (Cepronat, Santa Fe), Carlos Manessi; Patricio Acuña (Muyuqui, San Justo); Daniel Romano (Asamblea Permanente por la Vida, San Lorenzo); e integrantes de organizaciones del Espacio Encuentro por los DDHH de Reconquista, se presentó la campaña provincial por el tratamiento y la modificación de la Ley 11.273, que regula el uso de agrotóxicos en la provincia de Santa Fe, proyecto que se encuentra inmovilizado en la Cámara de Senadores.

“Creemos que este año Santa Fe debe contar con una nueva Ley de Agroquímicos que contemple los intereses de los vecinos”, aseguró Carlos Manessi del colectivo “Paren de fumigarnos”, que integran más de 70 comunidades de la provincia de Santa Fe, ante un auditorio que se dio cita en la sede local de ENDEPA –Equipo Nacional Pastoral Aborigen– que estuvo integrado entre otros por el Secretario de Desarrollo Social y Salud del municipio, Luis Prendes; el titular de la EEA Reconquista del INTA, Gabriel Laceli; la delegada de la Region II del Ministerio de Educación de la provincia, Andrea Adobato y el delegado provincial de la Subsecretaría de Agricultura Familiar de la Nación, Claudio Tessini.

“Conseguir la Ley será todo un logro y el segundo paso será que la cumplan. Pero como nos va la vida en esto, acá estamos. La campaña trata de buscar la toma de conciencia de que los venenos pueden causar daños porque, como lo dijo la Universidad Nacional del Litoral, no existen venenos inocuos”, dijo Manessi.

“La mal llamada Ley de Fitosanitarios es una Ley vieja (1.995) que fue hecha para otra agricultura y otro interior de la provincia, ha quedado totalmente desactualizada y de alguna manera las fumigaciones llegan a la vera de los pueblos porque la Ley lo permite y el productor haciendo las debidas recetas sanitarias puede fumigar hasta frente a nuestras casas como se lo permite la Ley 11.273”, continuó.

“En el 2.010 conseguimos en la Cámara de Diputados una media sanción de un proyecto de Ley que decía que no se podía fumigar a menos de 500 metros de los vecinos, pero fue al Senado y, como no se la trató durante un año, perdió estado parlamentario. En noviembre del año pasado el entonces senador Juan Carlos Zabalza volvió a presentar el proyecto que había caducado: o sea, tenemos hasta noviembre de este año para que sea tratado. Y como tenemos noticias de que no hay voluntad de los senadores para tratarlo, la Campaña Paren de Fumigarnos quiere crear un clima donde la gente entienda que es importante que se trate”, señaló.

Así que, siendo el primer objetivo de la Campaña que el proyecto sea tratado antes de que vuelva a caducar, el siguiente es que se agreguen dos modificaciones fundamentales: al proyecto Zabalza: “el primer punto es la prohibición de las fumigaciones aéreas en toda la provincia y damos los fundamentos de por qué hacer esto; el segundo punto es que las distancias que deben existir entre las poblaciones y los campos donde se fumigan deben tomar como parámetro el fallo de San Jorge, donde la Justicia ya dijo que tienen que ser 800 metros”, aseguró Carlos Manessi.

“Este es un tema de salud y medio ambiente porque en esos 800 metros que hay que dejar entre las fumigaciones y las poblaciones tenemos que volver a recrear los cinturones verdes con el que siempre se alimentaron nuestra gente y hoy se perdió todo porque la soja llegó hasta los pueblos”, sostuvo el referente del Cepronat, obrando como disparador de interesantes debates entre los presentes, que discurrieron por la responsabilidad de los distintos niveles y poderes del Estado en el apuntalamiento del actual modelo de desarrollo, la situación de las escuelas rurales y los barrios periféricos de las ciudades, las organizaciones y sectores campesinos e indígenas, y el posicionamiento de los productores ante el paquete tecnológico actual.

Otras actividades

Además de la conferencia de lanzamiento de la campaña y de las reuniones de trabajo con organizaciones de derechos humanos, los referentes ambientales dialogaron con alumnos de la escuela secundaria 1.314 de Los Laureles, que se encuentra separada de los cultivos y silos por escasos metros. De la charla con chicos y chicas de 1ro a 5to año y con sus docentes surgió un enriquecedor intercambio de testimonios acerca de cómo los agrotóxicos afectan la salud humana y de qué manera deben obrar ante cada fumigación, además de las realidades que se viven en algunas escuelas rurales del norte santafesino, como la del paraje La Lola.

Si bien la charla prevista con estudiantes de la escuela media para adultos 1.020 debió suspenderse por la lluvia, referentes del Cepronat y del Encuentro por los Derechos Humanos pudieron participar en un debate televisivo con el concejal Rolando Galfrascoli (Reconquista) y el secretario de Producción de Avellaneda, Hugo Bernardis, donde se hizo hincapié en la necesidad de la ley pero también en la responsabilidad que le cabe a los municipios en la protección de la salud de los vecinos. Ahí, el debate con Bernardi fue por momentos acalorado, dado que el funcionario es inocuo, además de legal, que sólo una calle separe a las zonas urbanas de la aplicación de agrotóxicos.

En Reconquista

Por su parte, desde el Encuentro por los DDHH explicaron que, paralelamente a la militancia por el tratamiento y la reforma de la ley 11.273, vienen desarrollando actividades en pos de que el municipio de Reconquista sancione la línea agronómica –el límite a partir del cual pueden aplicarse los agroquímicos– sin la cual resulta “imposible establecer la protección que se quiere lograr por no contar con límites precisos”, como reconoce el mismo bloque oficialista del Concejo en su proyecto de ordenanza. De aprobarse dicho proyecto, presentado semanas atrás por el oficialismo reconquistense, estaría prohibido fumigar con cualquier tipo de agrotóxico a menos de 500 metros de las áreas consideradas urbanas. La medida, que aportaría un nivel de protección significativo respecto de la situación actual, significaría por otra parte un retroceso respecto a la ordenanza aprobada en 2010 y vetada luego por el intendente Jacinto Speranza, que establecía un límite de 1.500 metros libres de agrotóxicos.


---


Contactos:

Eliana Ibarra, Encuentro por los DDHH: 3482-530781

Carlos Manessi, Cepronat: 342-6145532

Matías Ruiz Díaz Yoris, Encuentro por los DDHH: 3482-313710



Imagen: lahistoriadeldia.wordpress.com
 

Publicado el: 20/04/2012

Por Paren de Fumigarnos.
Categorías:
Medio Ambiente / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Comentá esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.