enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver

Las vecinales hoy y el desaf?o de constru?r ciudadan

Las asociaciones vecinales cuentan con toda una trayectoria como instituciones intermedias de la sociedad civil. Frente a poco menos de un siglo de presencia en los barrios, cabe preguntarse si los cambios contextuales que generaron la explosi?n de otras instituciones sociales sin fines de lucro y formas de organizaci?n comunitaria in?ditas afectaron de alguna manera el funcionamiento de los ?rganos vecinales. enREDando consult? a Guillermo Lacroix, secretario de la Fundaci?n Nueva Generaci?n Argentina, a Fabi?n Peralta de la Direcci?n General de Vecinales, a Fernando Lifszyc y Viviana Buontempo de la Vecinal Solidaridad Social para comprender el presente de las vecinales, su relaci?n con otras organizaciones del barrio, con el gobierno, con los partidos pol?ticos y los desaf?os a los que se enfrentan en la construcci?n de un futuro que parece indisociable de los propios desaf?os del desarrollo social.



Ayer y hoy

Contando con 14 a?os de trabajo en la ciudad, la Fundaci?n Nueva Generaci?n Argentina tiene entre sus objetivos principales la formaci?n de dirigentes y el fortalecimiento de las instituciones. Para ello promueve la cultura democr?tica a trav?s de la democracia deliberativa e incentiva el desarrollo de la producci?n regional. En funci?n de dichos objetivos la Fundaci?n desarrolla programas como ser Ox?geno, Joven Argentina, Di?logo Rosario, Nuevo Liderazgo, Iria y Vecinales. "A estas instituciones democr?ticas les resta todav?a un gran fortalecimiento como instituciones para que la democracia sea una herramienta real de gobierno y de la cu?l la gente este empoderada, que el ciudadano tenga el poder que el sistema le otorga", asegur? Guillermo Lacroix, secretario de la Fundaci?n, explicando el por qu? de trabajar en el fortalecimiento de las instituciones de la democracia.
Y fue en el marco del Programa de Fortalecimiento Institucional de las Asociaciones Vecinales de Rosario que se realizaron numerosos encuentros dirigidos a los vecinalistas de la ciudad, entre algunos de ellos el Seminario sobre Participaci?n Ciudadana, el Congreso de Vecinales de Rosario y el Primer Taller de Fortalecimiento Institucional de las Vecinales.
"Todo surge fundamentalmente porque se hace un trabajo de acompa?amiento de todo el fen?meno de asambleas barriales" explic? Lacroix, "un poco tratando de desentra?ar hacia donde encontraba reencauce esta explosi?n de participaci?n que hab?a llevado a la gente a ocupar el espacio p?blico y que la hab?a llevado a buscar institucionalizarla", destac? haciendo referencia a las repercusiones de los sucesos de diciembre del 2001. "Lo que ocurri? fue que las asambleas no lograban una institucionalizaci?n" opin? Guillermo y agreg? que si bien representaba un camino para la b?squeda de soluciones, las asambleas "no ten?an reabastecimiento en lo constitucional de las instituciones democr?ticas", lo que generaba "una segunda defraudaci?n de la gente, frente a la primaria y original de las instituciones, en estas nuevas que hab?a postulado".
As? fue que la Fundaci?n, a partir de su trabajo en la producci?n de un workshop de democracia deliberativa conjuntamente con la Universidad de Maryland de Estados Unidos comenz? a recorrer la experiencia de las asociaciones vecinales en tanto ?mbitos que ten?an a la democracia deliberativa como eje. "Nos dimos cuenta que las asociaciones vecinales ten?an, primero y principal, un gran contenido de democracia deliberativa, es decir que toda la gente que participaba all? ten?a que ver con los objetivos y con las trazas de acciones que planteaba ese ?rgano de participaci?n y ten?a realmente que ver con el ?mbito geogr?fico donde se desarrollaba porque la vecinal era el n?cleo central de esa relaci?n", coment? el secretario de Nueva Generaci?n Argentina. "Entendimos que las vecinales eran un lugar para fortalecer institucionalmente en vistas de que eran realmente contenedoras de la participaci?n del vecino en tanto ciudadano y en tanto ocupando el primer pelda?o desde algo que, si bien est? institucionalizado como organizaci?n civil, el mismo Estado las reconoce y el mismo Estado les otorga una personer?a jur?dica", agreg? Guillermo.
La participaci?n en las vecinales "permite achicar los m?rgenes de discrecionalidad del representante con el representado y darle par?metros de realidad a cu?les son sus demandas", explic? Lacroix y destac? que "ese es el sentido por el cu?l nosotros revalorizamos a las vecinales, en el sentido de creer que son ellas y obviamente ellas lo saben, el ?mbito natural de la participaci?n del vecino de la ciudad".
En cuanto al trabajo desarrollado por muchas vecinales de la ciudad, el secretario de Nueva Generaci?n Argentina sostuvo que no s?lo es "realmente es destacable todo lo que hacen" sino que es "ese af?n de progreso que tiene esta gente lo que hace que realmente uno tenga una convicci?n absoluta de que las vecinales, como forma inicial de la relaci?n que existe con los ?rganos gubernamentales locales como ?rganos de contenci?n de participaci?n de la gente, no tienen otro parang?n, no encuentran otra comparaci?n".

En funci?n de ejemplificar "la calidad humana de la gente que est? en las vecinales", Guillermo relat? a enREDando un caso que le "toc? mucho": durante su primera visita a una vecinal ubicada unas cuadras al norte de Oro?o al 4000 llamada Villa 5758, su presidenta, de m?s de 60 a?os, le coment? orgullosa que hab?a completado sus estudios primarios. "Este es un caso de alguien que, fundamentalmente desde el punto de vista de la edad, sigue pensando que ella lo hace primero y principal para sentirse bien con ella misma lo cu?l me parece absolutamente l?cito pero tambi?n para tener mejores herramientas para poner a disposici?n de la gente", asegur?.

Problemas como todos

Entre las conclusiones extra?das del Primer Taller de Fortalecimiento Institucional de las Vecinales organizado por la Fundaci?n Nueva Generaci?n Argentina, se estableci? que los factores incidentes sobre la participaci?n en las vecinales eran numerosos. Entre ellos, la escasa o inexistente participaci?n voluntaria, la participaci?n del vecino por necesidades o cuestiones puntuales y concretas, la desconfianza y descreimiento, la ausencia de canales de organizaci?n y t?cnicas para la soluci?n de problemas, la carencia de herramientas para atraer personas a participar, la ausencia de participaci?n de j?venes, la falta de capacitaci?n y formaci?n de las personas que trabajan en la vecinal y la ausencia de una cultura o educaci?n participativa del ciudadano.
Para Lacroix, los problemas que encuentran las vecinales son los que puede encontrar cualquier otra organizaci?n: "muchas veces mover a la gente para que se sume a participar, ese s? yo creo que hoy por hoy ser?a uno de los temas". Desde el trabajo de la Fundaci?n consistente en darle a las vecinales las herramientas necesarias para que dinamicen su capacidad de convocatoria, Guillermo destac? que una de las principales trabas de los vecinos y vecinas a la hora de involucrarse es la creencia, traducida en pr?ctica, de que "la participaci?n se tiene que limitar a lo mejor a votar una vez cada cuatro a?os".
Fernando Lifszyc, presidente de la Vecinal Solidaridad Social que funciona en la sede de la biblioteca popular del mismo nombre ubicada en Paraguay 2545 y que abarca 91 manzanas comprendidas entre la avenida Pellegrini, San Mart?n, 27 de Febrero y el Parque Independencia donde viven aproximadamente 30 mil personas, critic? que los vecinos acuden a este espacio movilizados por reclamos y problemas puntuales y, una vez resueltos, su participaci?n se suspende: "no hay compromiso", expres? en reiteradas ocasiones.
Viviana Buontempo, secretaria de la misma vecinal, sostuvo que "tenes que vencer 500.000 prejuicios que no siempre son tan prejuicios, muchas cosas son ciertas" y que "es cierto que la mayor?a de las vecinales responden a intereses partidarios" pero desde el trabajo en Solidaridad Social se intenta demostrar que otra participaci?n es posible.
Sin embargo, se enfrentan a cuestiones culturales de fondo en el sentido manifestado por Viviana: "no hay cultura de ir a hacerlo vos", cuando la propuesta de la vecinal pasa por "comprometerlo en trabajar juntos y no 'dejame el problema que yo te lo soluciono'" como a?adi? Lifszyc. Pero para Fernando el panorama actual es menos alentador a?n: "yo todav?a pienso que mucha gente nos ignora, no existimos, que eso es m?s grave y no que estemos relacionados a los partidos". Quiz?s porque "no se valora la construcci?n del consenso", como expres? el presidente de la vecinal a lo cu?l agreg? que no logran "terminar de echar ra?ces en esa cuesti?n, es dif?cil porque lo cultural lleva tiempo".

Las vecinales en el barrio

"Las vecinales tienen algo que es fundamental, son sensibles a un entorno, tienen una ubicaci?n en la geograf?a de la ciudad que abarca todos los tipos de barrios, desde el centro hasta la periferia y cada una de ellas responde naturalmente a lo que ese medio o contexto le demanda", explic? Lacroix. Ante las nuevas y crecientes necesidades de la ciudadan?a y la b?squeda de profundizar el contacto con la misma, las asociaciones vecinales han incorporado como eje central de su accionar diversas actividades en algunos casos vinculadas a la salud, la alimentaci?n a trav?s de comedores, talleres y contenci?n escolar.
"Frente a un contexto que est? cada vez m?s hu?rfano del rol que el Estado debe cumplir" opin? Guillermo, "las vecinales no desconocen esto" y por ende recrean todo un abanico de actividades comunitarias en su seno "como otras organizaciones tambi?n lo pueden hacer pero todas contribuyen a algo, a cubrir una brecha que el Estado ha dejado".
Frente a la ausencia o la presencia insuficiente del Estado en ?reas como la salud, la educaci?n, la cultura, entre otras, tanto las organizaciones no gubernamentales de m?s reciente auge como las asociaciones vecinales de extensa trayectoria pusieron las manos a la obra para el progreso del barrio: "en el fondo son todos el mismo empuje que tiene la gente como para, desde su lugar, encontrar una soluci?n solidaria y las vecinales no escapan a eso", explic? Lacroix.
Los sucesos de diciembre de 2001 no les pasaron por el costado a las vecinales. Para Fabi?n Peralta, titular de la Direcci?n General de Vecinales dependiente de la Secretar?a de Promoci?n Social, "desde el 2001 hay una mayor participaci?n de las vecinales en la asistencia" y en un trabajo consistente en auspiciar peque?as redes de trabajo. "Esa crisis del 2001 en parte logr? que las vecinales, al ser instituciones de 70 u 80 a?os en los barrios, tuvieran un protagonismo m?s importante" aunque afirm? que "la participaci?n en general en las vecinales no escapa a lo social, no es lo que todos querr?amos que fuera". En el mismo sentido, Lifszyc ratific? que "hay una gran masa que no participa y los pocos que participan est?n en todos lados".
Para Viviana, un rasgo compartido por la mayoria de las vecinales es un rasgo atribu?do por los mismos vecinos, es decir, la concepci?n de que "estos tipos me solucionan los problemas del barrio', la gente va por eso", indic? y destac? que Solidaridad Social "no quiere aceptar ese rasgo com?n, lo queremos cambiar" partiendo de la base de que "la vecinal es un ?mbito para solucionar problemas del barrio pero es un ?mbito de participaci?n, de discusi?n, de elaboraci?n de propuestas para solucionarlos, es un ?mbito de ciudadan?a".
El presidente de la vecinal, por su parte, hizo una afirmaci?n contundente en sinton?a con el comentario de Viviana: "la vecinal es lo que los dirigentes son". "Vos te encontr?s con vecinalistas que dicen 'nosotros peleamos por el vecinalismo' ?es mentira! Est?n por ellos", manifest?. Para Lifszyc "siempre se entendi? que la vecinal es meter alg?n infiltrado entre los vecinos, entonces no es decir 'que los vecinos trabajen y reclamen', no, es 'dirigir el reclamo hacia lo que me conviene'", critic?. Relatando una an?cdota que ejemplifique esto, el vecinalista coment?: "el otro d?a una vecina me pregunt? ?qu? partido te puso a vos?". "Eso marca lo que es el concepto ?qu? concepci?n tiene un vecino de lo que es una vecinal? Piensan que es una oficina", asegur?. Pero Buontempo por su parte hizo la salvedad de que "tambi?n hay muchas vecinales que funcionan con ese mecanismo y que hacen lo mismo que las organizaciones pol?tico partidarias", hecho que de alguna manera alimentar?a esa forma de entender a las vecinales.

Las relaciones con el ?mbito pol?tico

La relaci?n existente entre las vecinales y la Direcci?n General de Vecinales es en primer lugar "de control", explic? Peralta, a partir de la salida de la Ordenanza 7011 que por un lado determina las competencias de la Direcci?n y por el otro el funcionamiento de las vecinales, una ordenanza que fue elaborada a partir de un borrador originariamente propuesto por vecinales de la ciudad. Al momento de registrarse en el ?rgano municipal, a las vecinales se les otorga una jurisdicci?n, que oscila entre las 20 y las 220 manzanas comprendidas en espacios geogr?ficos de lo m?s heterogeneos.
La Direcci?n adem?s cumple un papel de intermediaci?n y recibe demandas de lo m?s variadas: "nosotros decimos que somos la cara del Ejecutivo ante las vecinales y la cara de las vecinales ante el Ejecutivo", expres? el titular del ?rgano municipal y agreg? que hay una "relaci?n bastante estrecha y de trabajo en conjunto" entre los organismos intermedios y la Direcci?n de Vecinales.
Las asociaciones vecinales existentes en Rosario podr?an categorizarse desde el punto de vista formal de dos maneras, aquellas que tienen su situaci?n regularizada ante la Municipalidad y las que no. "El n?mero de vecinales totales, m?s all? de que tengan o no los requisitos cumplidos desde el orden municipal que las haga regularizadas al d?a, oscila las 100 pero las que tienen su situaci?n absolutamente regularizada son algunas menos, entonces, entre las que existen realmente y las que formalmente tienen sus cuestiones al d?a, hay una diferencia", inform? Lacroix. Pero por otro lado afirm? que entre estas dos categor?as -registradas y no registradas a nivel municipal- se dar?a una relaci?n en alguna forma inversa que evidenciar?a el alto grado de inserci?n de estas organizaciones en el barrio: "son m?s las que existen y no tienen formalizaci?n que las que estando formalizadas no existen, lo cu?l habla bien de la instituci?n vecinal en s?", afirm? Guillermo.
Seg?n Lacroix, si bien las asociaciones vecinales tienen un v?nculo institucional con el gobierno municipal al ser reconocidas por la mencionada ordenanza local, "para ser absolutamente objetivo con las vecinales como instituci?n, yo dir?a que esa es la ?nica relaci?n pol?tica que tienen", expres?. "Nada quita que en un lugar o en muchos lugares haya dentro de una comisi?n directiva gente que postula un mont?n de ideas pol?ticas y que esas ideas pol?ticas tengan expresi?n partidaria", sostuvo y a?adi? que "esta realidad es tal cual la que puede pasar en una cooperadora escolar o la que pueda ocurrir dentro del club de trueque" dado que "la gente no es absolutamente apol?tica, todos tienen ideas y que un porcentaje de ellas tenga expresi?n partidaria es un fen?meno normal y l?gico". En ese sentido y de acuerdo a lo manifestado por la secretaria de la Vecinal Solidaridad Social, "nadie va a pretender que no tenga una ideolog?a pol?tica, me parece b?rbaro, todos la tenemos, pero de ah? a hacer funcionar la instituci?n en funci?n de eso, eso es lo grave", afirm?.
Puesto que las asociaciones vecinales ser?an instituciones que trascienden a los individuos que la integran, para Lacroix una comprobaci?n a futuro de ello y del car?cter pol?ticamente aut?nomo de las mismas ser?a que "podemos llegar a pensar que algunos partidos a los cu?les han adherido no existan m?s pero que la instituci?n vecinal siga existiendo y ese es el concepto real dentro del cu?l hay que dimensionar el trabajo".
Como es sabido, el Concejo Deliberante se encuentra sesionando en los barrios durante el transcurso del corriente a?o en un intento por acercar la pol?tica a la gente y all? el papel de las vecinales es destacable. "Indudablemente las vecinales son actores en todo lo que tiene que ver con estas nuevas instancias de participaci?n que desde el municipio se abren", consider? Guillermo.
Las vecinales tambi?n encontrar?an un significativo canal de expresi?n en el Presupuesto Participativo donde, seg?n el secretario de la fundaci?n rosarina, estas asociaciones "son protagonistas de las posiciones que llevan adelante muchisimos de los vecinos respecto a las opciones que se barajan en el Presupuesto Participativo.
Para Peralta, ante el espacio del Presupuesto Participativo "las vecinales en muchos casos participan y en otros se sienten invadidas en su rol", a lo que agreg? que desde la Direcci?n de Vecinales se pretende lograr que estos organismos intermedios puedan trabajar en conjunto y que se junten las aproximadamente 17 instituciones de cada distrito para solicitar beneficios colectivos y no que concurran en forma individual a plantear obras que se limiten a su ?rea o barrio espec?fico.
Lacroix se?al?, por otra parte, que las vecinales encuentran en estos espacios "un lugar m?s, no lo hacen ni el lugar exclusivo ni los dejan de lado, los toman como un lugar m?s para llevar adelante lo que en definitiva es el mandato que le otorgan sus vecinos que es la mejora en la calidad de vida".
Interesados en fomentar la participaci?n, los miembros de la Vecinal Solidaridad Social elaboraron un proyecto de reforma del sistema de votaci?n proponiendo el voto nominal, justo antes de los cacerolazos, proyecto que no fue aprobado por el Concejo. Lo que plantearon fue que la gente pudiera elegir en forma preferencial a los candidatos mezclando lemas y sublemas: tomar los sublemas, juntarlos y ordenarlos alfab?ticamente para que se mezclen todos y que la gente se tome el trabajo de buscar y escribir en otro voto que se pon?a en una urna a quien conociera y quisiera votar. Tambi?n en el terreno de la representaci?n pol?tica, la vecinal propuso que los concejales barriales formaran un Congreso Barrial "en forma gratuita pero con poder", se?al? el vecinalista y agreg? que se trataba de plasmar "lo mismo que estamos haciendo ahora pero con poder porque estabas obligando a los pol?ticos a que tengan que tratar los temas salidos de los barrios".

Desaf?os complejos

Para el titular de la Direcci?n General de Vecinales uno de los principales desaf?os al que se enfrentan las organizaciones intermedias "es el desaf?o que hoy tienen todas las organizaciones de car?cter representativo". Dado que "las vecinales tienen un gran potencial y caracter?sticas que las diferencian de otras organizaciones", para Fabi?n deben trabajar por ser "lo m?s representativas posible, abrir la mayor cantidad de canales de participaci?n posible y crecer en pluralismo" y "que aprovechen toda su trayectoria y su experiencia para profundizar ese trabajo y ser m?s integradores del barrio".
"Las vecinales se enfrentan a un desaf?o que para ellas es hist?rico, que es el de encontrar los mecanismos que le permitan a la gente mejorar su calidad de vida, porque la din?mica actual vari? mucho respecto de lo que fueron originalmente las vecinales y ah? podemos hablar de c?mo se desarroll? la ciudad, de los ejes en los cu?les se puede desarrollar, del perfil industrial que ten?a la ciudad, los n?cleos de trabajadores que se asentaban en los barrios y que ten?an el perfil de trabajadores y en muchos casos tambi?n el de inmigrantes y todo lo que fue la lucha original de las vecinales en pos de mejorar la infraestructura de la ciudad", opin? Lacroix.
Es posible afirmar que, si bien las vecinales est?n muy consustanciadas con su medio, d?a a d?a surgen nuevas necesidades entre los vecinos: "el desaf?o es estar a tono con esas demandas sin apartarse de lo que puede ser cumplir con las demandas hist?ricas originarias que pasan por ese concepto m?s restringido de calidad de vida a un concepto de calidad de vida que es absolutamente m?s amplio, que involucra todos los aspectos que una persona puede requerir para su desarrollo, ese creo que es el desaf?o mayor", expres? el secretario de la Fundaci?n Nueva Generaci?n Argentina. "Los desaf?os de fondo tienen que ver con c?mo repensarse cada d?a para llegar a cumplir con este concepto de calidad de vida que cada d?a se hace m?s amplio ante la complejidad del mundo de hoy", sostuvo Guillermo.
Para Lifszyc, por su parte, "el desaf?o es constru?r algo con lo que uno pueda demostrar 'construyo sin necesidad de nada'", es decir "c?mo podemos constru?r sin pedir nada".




 

Publicado el: 07/10/2004


Categor?as:
Ciudadan / Documento

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Coment? esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.