enREDando.org.ar
Comunidades en red
info@enredando.org.ar
  Buscador:  
  Noticias por tema
  Búsquedas
  Enredate!
  Sobre enREDando

Auspicios

enREDando es un programa de:


y contamos con el
soporte de:


Texto Completo imprimir | « volver
Agrupaci?n para la protecci?n de la vivienda ?nica
Para seguir teniendo un techo

Empezaron en 2003 evitando remates y explicando que los deudores llegaban a esa situaci?n como consecuencia de la especulaci?n de las financieras. Hoy, pelean por una legislaci?n que de soluciones de fondo a aquellos que lucharon a?os por tener una casa propia.

Las escrituras se firman sobre un papel. Pero los t?tulos de propiedad significan bastante m?s que el papel sobre el que se firman. Ser propietario es poder acceder a un cr?dito, poder garantizar el alquiler de alg?n hijo, poder llegar a fin de mes con un sueldo, o poder, simplemente, colgar un cuadro en cualquier pared, sin dar explicaciones. Esto es as? desde ?pocas remotas. Pero a los integrantes de Aprovu, la Agrupaci?n para la protecci?n de la vivienda ?nica no les hizo falta leer un manual de historia, saben de todo esto simplemente por su propia experiencia propia. "La mayor?a de las viviendas que llegan a remate no son de millonarios con varias propiedades, sino de gente con una sola propiedad, de treinta o cuarenta mil pesos, y se la quitan sin miramientos. Y la sensaci?n en ese momento es que te ca?ste del barco, y despu?s no sabes c?mo hacer para volver a subir. Nuestra tarea es ayudarnos entre nosotros, todos de clase media, a mantenernos arriba de ese barco como sea". La met?fora es de Miguel Sangenis, uno de los fundadores de Aprovu, explicando la tarea de esta agrupaci?n que naci? en Rosario en 2003, con la idea de evitar los remates de aquellos deudores que tienen su vivienda como ?nico bien.

La historia de los remates
El problema de los remates no es nuevo, pero se profundiz? en la Argentina despu?s de la crisis de 2001. Tras la devaluaci?n, se encarecieron notablemente los cr?ditos que hab?an sido tomados en la ?ltima d?cada, hasta tornarse impagables en muchos casos. Y as? las entidades financieras "que se hab?an multiplicado desde la ?ltima dictadura militar" llevaron a la justicia a miles de familias. "Lo que se tienen que entender, y se lo explicamos a cada juez y cada pol?tico con el que nos reunimos, es que no se trata de negligencia de los deudores. El hecho de que se hayan multiplicado los remates de vivienda ?nica es otra consecuente con la aplicaci?n del modelo neoliberal. Por eso, nuestro trabajo tiene un sentido pol?tico y social. Y esa es la raz?n, tambi?n, por la que nos somos parte de la Central de Trabajadores Argentinos ac? en Rosario", razona Delia Affranchino, presidenta de Aprovu.
En los primeros tiempos, la agrupaci?n se dedic? fundamentalmente a evitar la bajada del martillo, el mismo d?a de los remates. Pero con el tiempo, fueron presentando proyectos a concejales, legisladores provinciales y nacionales, para modificar ordenanzas y leyes. Ellos lo recuerdan as?: "Est?bamos decididos a sumarle la acci?n a la resistencia que ya ven?amos ofreciendo. Por eso, adem?s de poner el cuerpo en la casa de martilleros, pusimos nuestra mente a trabajar para modificar el entorno jur?dico de nuestra problem?tica". Es que las soluciones legales hasta ahora, s?lo han sido decretos con prorroga, lo que en Aprovu llaman "parches provisorios".

La historia de las leyes
Si se tiene en cuenta que hace tres a?os la agrupaci?n ni siquiera exist?a, los logros de Aprovu son realmente numerosos. Una eficacia que alg?n futbolero podr?a comparar solamente "con el Boca de Basile", refiere uno de sus integrantes con cierta iron?a. Y enseguida enumera: en septiembre de 2004 se present? un proyecto en la Legislatura provincial para la suspensi?n de los remates, por lo que se promulg? la ley 12.334. En octubre del mismo a?o, se pidi? en Santa Fe por la inembargabilidad de las viviendas ?nicas. Despu?s, Aprovu viaj? varias veces a Buenos Aires para reunirse con diputados nacionales. Aqu? en Rosario, hubo innumerables movilizaciones, reuniones y audiencias por el tema. Hasta conseguir en agosto de 2005, la creaci?n de la Oficina Municipal de Defensa de la Vivienda ?nica. Poco m?s tarde, en septiembre, se conform? el Movimiento Nacional de Deudores, que nuclea a agrupaciones como Aprovu de todo el pa?s. Finalmente, a fines del a?o pasado, se consigue en el ?mbito provincial la creaci?n del Registro de Deudores, por cuya implementaci?n todav?a est?n peleando.
Susana Rivas, otra de las integrantes de la agrupaci?n, explica el sentido de este registro de deudores: "Es un censo para saber qui?nes son los que deben, qui?nes son nuestros acreedores, cu?ndo y c?mo fueron contra?das las deudas. De esta manera, se podr? elaborar una propuesta colectiva a la situaci?n. Y cabe destacar que en Santa Fe estamos a la cola del resto de las provincias, que ya pudieron elaborar de forma efectiva un censo como este".
La posibilidad de armar este registro, agregan, se consigui? despu?s de muchos meses de luchar para ser escuchados. "Pero ahora que se abri? la convocatoria" se quejan desde Aprovu "el d?ficit m?s grande est? en que no se lo publicita. Hay much?simas comunas o localidades peque?as donde hay gente en situaci?n de deudores que ni siquiera se enter? que estamos haciendo este registro. Nosotros calculamos que los deudores son unos doce mil, y en este censo hay solamente dos mil anotados".
Si bien el censo es llevado adelante por las autoridades provinciales a trav?s de la secretar?a de Promoci?n Comunitaria, en Aprovu destacan que aquellos que deudores que a?n no se hayan anotado pueden contactarse con la agrupaci?n para ser informados, "o bien dirigirse al Concejo Municipal para nuestra defensa que funciona en Rosario en Alem 1046", explican.

La historia de la clase media
Affranchino cuenta cu?l es el reclamo que hacen siempre antes los funcionarios: "Pedimos que se hagan cargo de nuestra situaci?n. Porque as? como alguna vez le solucionaron los problemas, y se olvidaron de deudas de las grandes empresas y financieras, nosotros merecemos ser tenidos en cuenta. Todos somos gente de trabajo, que lleg? con mucho esfuerzo y a?os de ahorrar, a tener una ?nica propiedad. Somos la clase media, que alguna vez fue considerada el motor de esta sociedad, y que queremos volver a serlo. Ante esta situaci?n, necesitamos que nuestra vivienda sea respaldada por el Estado, para seguir teniendo la tranquilidad de tener un techo".
Miguel Sangenis, otro de los fundadores de Aprovu, razona en un sentido parecido: "Nosotros consideramos que desde 1990 a la fecha las cosas cambiaron mucho. A la clase media a la que pertenec?amos le fueron metiendo la mano en el bolsillo de todas las formas posibles: nos perjudicaron con los planes econ?micos, nos devaluaron, le multiplicaron a los que ten?an tomado un cr?dito. Por eso, cuando uno va a la calle Entre R?os (sede de la Asociaci?n de Martilleros) y ve a las mafias que participan de los remates para quedarse con las casas de la gente, realmente da asco".

La historia de las deudas
"Cuando empezamos a trabajar" indica Susana Rivas, que gentilmente se encarga de llevar las informaciones de Aprovu a la prensa "?ramos unos cincuenta. Y nuestra primera intenci?n fue hacer algo integral por evitar los remates. Porque cuando se est? levantando el martillo, uno puede ir y hacer acciones desesperadas de ?ltimo momento, pero lo interesante es modificar la realidad pol?tica y las leyes que permiten que una persona llegue a esa situaci?n".
El caso por el cual Rivas empez? a participar aqu?, es un modelo que se repite de a miles. Ella y su marido adquirieron un cr?dito de tres mil pesos del Banco Caseros. Y antes de terminar de pagarlo, el banco se fundi?. "No sab?amos que hacer con nuestra deuda" recuerda. Empezamos un recorrido con la plata en la mano, para saber a qui?n ten?amos que pagar. Hasta que finalmente nos pusimos en contacto con los abogados de nuestros acreedores, que nos pidieron un dineral en concepto de honorarios. Ante esta situaci?n indefinida, nuestra deuda de tres mil pesos, ya se hab?a multiplicado por cinco. Y lamentablemente, llegamos a un embargo. Ahora qui?n nos est? obligando a pagar es una financiera que termin? haci?ndose cargo de las acreencias del Banco Caseros, que pretende cobrarnos la deuda completa con todos los intereses en cuotas mensuales de 600 pesos. Cuando yo, como docente jubilada, tengo un sueldo de 818 pesos. Y este caso se repite en la mayor?a de los que estamos ac?. Todos somos pagadores a los que por alguna raz?n deudores a los que no se nos quiere cobrar. El acreedor, sea un banco, una financiera, o un comercio, nunca acepta trabajar con la deuda de origen".
Por eso, desde la Oficina Municipal de Defensa del Consumidor, en cuyo marco funciona una dependencia que atiende los reclamos por vivienda ?nica, se emiti? hace poco un documento que explicita: "Muchas de las deudas que se pretenden cobrar est?n viciadas, producto de la usura o los anatocismos, intereses leoninos establecidos por los acreedores, u honorarios alt?simos reclamados por los profesionales".

Los pr?ximos desaf?os
Por estos d?as, Aprovu busca que en la provincia se de una pr?rroga en los plazos para el censo, o registro de deudores. Mientras que a nivel nacional, lo que intentan es que el gobierno entienda que los deudores no son solamente los que adquirieron cr?ditos hipotecarios, sino tambi?n muchos que en los a?os 90 pidieron alg?n pr?stamo y sus viviendas terminaron afectadas por no poder pagar esa deuda.
Es que adem?s, se dieron much?simas casos de gente en esas circunstancias que por desinformaci?n llegaba a instancia de remate y no se conectaba con Aprovu hasta ?ltimo momento, cerca de la instancia del desalojo. "Por supuesto que los respetamos y ayudamos a todos, pero da bronca que no se llegue antes", se sinceran.
Tambi?n est?n trabajando para la modificaci?n a nivel nacional la ley de fideicomiso, que es la 25.798. Y en todas las provincias se juntaron con agrupaciones similares a Aprovu en la Uni?n de Deudores Argentinos. "Otra de las cosas que estamos buscando" finalizan "es el rec?lculo de nuestras deudas. Porque siempre se pregunta cu?l es la soluci?n definitiva; y nosotros respondemos que la idea es que nosotros intentamos que se nos den plazos y montos acordes a nuestros ingresos para poder pagar las deudas. Y no que se termine siempre ante un martillero, a sobre cerrado al mejor postor".

Agrupaci?n para la Protecci?n de la Vivienda ?nica
Reuniones los martes a las 18 horas en CTA Rosario (San Lorenzo 1879)
Miguel Sangenis (0341) 155 - 09 41 20





Foto: www.arica.cl

 

 

Publicado el: 18/05/2006

Por Rodrigo Mir?.
Categor?as:
Buenas Pr?cticas / Reportaje

enREDando.org.ar
Comunidades en Red
Coment? esta nota
enREDando.org.ar | Comunidades en Red | es un programa de Asociación Civil Nodo TAU | Rosario, Argentina.